Deporte progresivo

Boris Harley

Nunca entendí muy bien el gusto de la gente por deportes como el futbol o el basketball, me refiero en concreto al fanatismo que algunos demuestran como la rivalidad Chivas-América, los gritos al ver un partido o las manifestaciones a monumentos de la ciudad para celebrar la victoria. No digo que esté mal, hasta parece divertido. Pero simplemente no es lo mío. A mi papá le gusta el futbol americano y a veces, cuando está viendo un partido, yo paso por ahí y siempre me pregunta si no me gusta y se pone a explicarme mil cosas al respecto. La verdad no me interesa mucho.

Hace poco estaba comprando hamburguesas en un puesto de la calle, estaban atendiendo un señor y un niño. Tenían una pequeña TV en blanco y negro donde veían un partido de futbol y estaban emocionados. Amablemente me quisieron hacer plática y me preguntaron cómo veía yo a tal equipo y cual creía que ganaría en algún encuentro. Amigablemente tuve que decirles que no sabía de qué estaban hablando y obviamente me preguntaron si no me gustaba el futbol. Al decir que no y preguntarme por el basketball parecieron quedarse sorprendidos, viéndome como si fuera un fenómeno. Así fue por mucho tiempo, yo creía que el mundo de los deportes estaba limitado a realizar actividad física en equipo, siguiendo un complejo sistema de reglas, entre las más extrañas que recuerdo y que no sé si todavía existan están algunas del basketball como el reloj que limita el tiempo que un jugador puede tener el balón y que si deja de botar la pelota y se le ocurre girar tiene que hacerlo usando únicamente un pie como pivote. Hay gente que disfruta con todo eso, me consta, pero yo prefiero otras cosas.

Conocí los llamados deportes extremos y me llamaron la atención, la verdad no sé a ciencia cierta por que. Todas esas piruetas y la ausencia de uniformes, supongo. Nunca me gustó el nombrecito ese de extremo, dicen que es porque son peligrosos pero he visto que las corridas de toros tienen riesgos hasta para el público y me puedo imaginar accidentes fatales en la caza de venado o una muerte gélida en una avalancha para un grupo de alpinistas. Lo que quiero decir es que no creo que eso sea lo que defina a este tipo de deportes. Un día leí que los definían no como deportes extremos, sino progresivos. “Pero que nombre tan rimbomabnte”, pensé. Luego de leer a lo que se refería quedé convencido de que era la mejor definición hasta la fecha, aunque suene peor.

A grandes rasgos los deportes progresivos son aquellos que se basan no en una competencia entre equipos o personas, sino más bien con uno mismo. Donde el reto es mejorar los propios logros y el objetivo principal consiste en adquirir habilidades, las rivalidades dejan de existir o se vuelven irrelevantes. Pero esto no quiere decir que no se puedan hacer competencias o equipos, sólo que no trabajarían de un modo muy convencional. Sin embargo esta definición es muy vaga, ya que algunos grupos de gente demasiado moderna piensa que la categoría incluye a la emocionante práctica de los videojuegos y cosas similares. Quizá con el tiempo, ya existen algunos movimientos que tratan de poner a los videojuegos a la altura de los demás deportes, formando ligas y equipos profesionales, copas mundiales y cobertura de los torneos en TV. Pero para mí ni el ajedrez es un deporte.

Dentro de los deportes progresivos que me llaman la atención está principalmente el skateboarding y otros como el BMX, ciclismo de montaña y quizá la escalada. Muchas veces se asocia al skateboarding más con un modo de vida y la contracultura, pero yo no estoy tan metido en eso. Creo que no hay una razón muy explicable por la que me gusta. Estaba viendo el video “Hot Chocolate” de Chocolate Skateboards y ahí dicen que uno se interesa en eso porque ve a un tipo en la calle haciéndolo y dice “a mí me gustaría hacer eso”, bueno así casi con todo. Podría decir que es porque me parece entretenido y no hay que molestarse en memorizar mil reglas, también porque se refleja algo de la personalidad de cada persona y es un reto hacerlo. Pero no sería todo. Viendo el trailer de un video de ciclismo de montaña, salen partes detrás de cámaras de cómo lo hacen, me sorprendió ver que lleguen a tanto para obtener las tomas, pero en serio que lo hacen lucir emocionante, casi como magia. Eso también me gusta y creo que el supuesto peligro forma parte de la experiencia. Dicen que el manejar el riesgo y el dolor físico ayuda a formar la personalidad, tal vez si, en cierta medida.

Al final creo que no hay mucha diferencia con los demás deportes, simplemente son como un pasatiempo, algo que le agrada a la gente porque la entretiene y la relaja. Es algo agradabale en qué pensar aparte del trabajo y las preocupaciones de la vida.

En la foto Boris Harley, retratado por Iván Márquez. Ambos de Panamá.

2 pensamientos en “Deporte progresivo

  1. Sabe… tantos deportes, alguna vez pase por casi todos los que se practican con pelotas.
    Los mas chidos fueron el futbol y el fronton.
    como explicar ese fanatismo hacia ciertos equipos?
    A lo mejor y por que en mi epoca feliz jugar futbol era lo maximo y nada en la vida me dio tanta satisfaccion y alegria como gritar “gol” sabiendo que era yo quien lo anotaba despues de haber hecho alguna jugada interesante.
    Ciertamente no lo practico como desde hace 4 años pero aun sigo disfrutando de los buenos partidos de futbol.

  2. Pingback: Kurazaybo jom peich » Mundialista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s