Desvanecido

Mi tabla / My boardVan a venir mis amigos y mi mamá se preocupa sin necesidad. Limpia la casa obsesivamente, ahora entiendo que piensa que se le juzgará en base a eso. Cree que al ver desorden la gente dirá que no ha educado bien a sus hijos o que no es una buena ama de casa. Esas ideas son muy distintas a las mías, yo me lo tomo muy tranquilamente pues pienso que estoy invitando a mis amigos a conocer mi mundo, mi realidad. Inconscientemente quiero mostrarles mi cuarto tal y como está, algo así como “bienvenidos a mi mundo”.

La casa es muy pequeña, no hay manera de meter a mas de dos o tres personas en mi habitación con los muebles como están. Comenzamos a mover la vieja litera que ya nadie usa y que ocupa medio cuarto. Con ella sale la basura y chatarra que conllevan este tipo de cambios en todo hogar. Ahora mi cuarto luce casi vacío, no se parece mucho a lo que era. Estaba tan amontonado que había llegado a molestarme pero ahora creo que extrañaré un poco como era. Comienzo a hablar con mi madre, pidiéndole que deje algo de mi desorden. No está de acuerdo, se lleva el cajón de la ropa sucia, las prendas que nunca he tenido en donde colgar y que siempre está en el respaldo de la silla y para entonces ya he perdido el ánimo, mi mundo se ha desdibujado frente a mis ojos. Lo peor llega cuando ella toma la patineta y se la lleva con lo demás, junto con las cosas “feas”. Ya nisiquiera insisto, no tiene caso. Jamás les daré a mis amigos la bienvenida a mi mundo, será difícil que la tabla figure en algún momento como tema de conversación. Conforme transcurre la noche y pasamos el rato en mi cuarto me siento un tanto incómodo en él, es más grande, ya no es mío. Una parte de mí se ha desvanecido.

Technorati Tags:

4 pensamientos en “Desvanecido

  1. eso suele hacer aún mi madre. Esconde las cosas feas cuando vienen visitas. Pero cuidado con abrir un closet! cualquiera podría quedar enterrado entre los escombros

  2. Hola!
    Yo apoyo a tu señora madre.
    Tu mundo siempre estará contigo .. a donde vayas … y es lo que haces, lo que piensas, lo que expresas …
    Lo que ella hizo fue tratar de ofrecer lo mejor a tus visitas .. tal vez al mejor estilo japonés (que tocas muy ligeramente en un post anterior) … eso que ella hizo se llama hospitalidad … y aunque es muy cierto que no es el “modus vivendi” real si es como un regalo que les dió.
    Aprovecho el post y el comentario para animarte a escribir más sobre Japon … y un ejemplo pequeño (incompleto y escaso) para empezar pudiera ser la película del Ultimo Samurai …

  3. Comprendo muy bien lo que ambos me dicen, en realidad no lo hablia visto desde el punto de vista de mi madre. Creo que en el fondo todos somos así.

  4. Pingback: Mi nueva patineta « Kurazaybo jom peich

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s