Nueva credencial y sistema de asistencias en el Tec

Estamos terminando el primer semestre de usar esta tarjeta, que contiene un chip mágico en el que dormita cautiva nuestra identidad a la expectativa de que entremos a algún salón, al centro de cómputo o al gimnasio, para ser excitada por ondas invisibles que consultan nuestra matrícula y, en los casos apropiados, registran nuestra asistencia a clase. Eso en cuanto a nosotros los alumnos, las tarjetas de los guardias de seguridad y algunos empleados tienen la increíble habilidad de simplemente abrir la puerta. Impresionante ¿no?

La verdad escribo el post hasta final de semestre porque lo venía dejando para después y luego para más tarde. Finalmente el tiempo me ganó, pero creo que es más interesante hacer un recuento de un semestre completo. Todo comenzó con el cambio de credencial, nada raro en sí. Salvo por un detalle. Hace unos años (sí, ya son años) llegó la última locura del cambio de credencial. Dejaba de ser la simple y aburrida tarjeta con datos, foto y holograma de vigencia reemplazado cada semestre para incorporar en su arsenal las funciones de monedero electrónico y tarjeta de débito. Para hacer uso de esta última característica se requirió abrir una cuenta en Santander. Se instalaron unas mesitas, se formó a los alumnos interesados y se comenzó a abrir cuentas a diestra y siniestra. Yo aproveché la oportunidad para tener la primera cuenta bancaria a mi nombre, ya que el depósito mínimo era de $10; me ha resultado útil. Estoy muy satisfecho porque no se cobra ninguna comisión y no llegan a mi domicilio estados de cuenta que me delaten. Gracias Santander. La función de monedero electrónico consiste en un chip, igual al de las tarjetas telefónicas, que supuestamente se utilizaría para pagar el consumo en la cafetería, previo depósito bancario. Se aceptaron los primeros depósitos ahí mismo pero nunca se instaló el sistema de cobro. Hasta donde sé los incautos que se confiaron jamás volvieron a saber de su saldo. El mundo olvidó el fiasco del monedero electrónico (y que para reponer una credencial perdida habría una espera más larga y un pago más grande) y por un tiempo fue bueno.

Ahora la modernidad había llegado, el trato con Santander había caducado o algo así (aunque las nuevas credenciales todavía tienen un prominente logo de ese banco) porque a los que no tienen cuenta se les recogió esa credencial y a los que si tenemos se nos hizo firmar un documento en el que consta que la conservamos para hacer uso del cajero automático y demás. La novedad fueron los sensores a la entrada de cada uno de los salones en los que cada alumno habría de checar tarjeta, ahorrándole al profesor la pesada labor de pasar lista y dando por fin una solución definitiva al problema de los retardos. El acto truculento de pasar una credencial que no fuera la propia sería castigado con DA, “Deshonestidad Académica” (TM), la pena máxima en el ITESM por debajo de la expulsión del sistema. Los alumnos pueden checar las asistencias que tienen registradas mediante una página de internet y pedir aclaraciones con los profesores.

Lector de tarjetas / Card reader

Pero el sistema no estuvo funcionando al 100% los primeros días. Existió un período de gracia de dos semanas en el que todo mundo tuvo sus asistencias a todas las clases. Como gente de IT esperábamos esto, pero hubo más fallas e incluso al finalizar el primer mes algunos profesores reportaban que el sistema seguía regalanado asistencias para todos. Las molestias comenzaron al momento de ver que se exige a cada profesor dejar el salón cerrado al salir, que luego puede ser abierto únicamente con la tarjeta de un poli. Cuello de botella en el abasto de polis. Son rumores sin confirmar los que dicen que, idealmente, la tarjeta de los profesores debería de contar con privilegios de apertura en la hora de sus clases.

Pero el verdadero horror fue cuando vimos la puerta de los laboratorios que más usamos los alumnos de informática, el salón 201 y el laboratorio de redes: enormes electromagnetos al estilo de las puertas dobles de BITAL (ahora HSBC) impiden el paso. El seguro se activa cada que la puerta se cierra, por lo que si un alumno entra, cierra y luego otro quiere entrar, habrá que presionar el botón del pánico desde el interior para volver a abrir la puerta. ¿Y si todo mundo está afuera y el viento cierra la puerta? Recuerden que estamos estrenando ventanas. ¿Y si eres el único en el salón y tienes que ir al baño o, peor aún, a un lugar más lejano? ¿Qué pasa si la gente en el interior sucumbe ante los humos tóxicos de la celda de manufactura, un RCX flamígero o queda enterrada bajo los escombros de la interminable construcción del edificio? Sencillo: no habrá poder humano que logre abrir la puerta desde el exterior. Afortunadamente la puerta y todo un costado del salón es de cristal templado puro, por lo que cualquiera puede convertirse en héroe si se presenta la ocasión. Se dice que en una ocasión el salón quedó cerrado y la puerta no se abrió aún cortando la corriente.

Apertura de dos pasos / Two-step aperture el electroimán que rige el acceso al salón de clases / SecuriMag: the electromagnet that rules the acces to the classroom Botón de pánico lejos de la puerta / Panic button far away from the door itself

Las interrupciones a la clase se fueron haciendo comunes cuando alguien llegaba tarde y el profesor iba a presionar el botón. No digo que eso esté mal, los alumnos del profesor Julián gozamos de privilegios que nos permiten llegar 20, 30 e incluso 45 o más minutos tarde a clase. Lo malo es que el profesor ya no tiene la opción de dejar la puerta cerrada pero sin seguro. También se hicieron comunes las largas esperas por un poli que andaba en otro piso y ahora nada de salir corriendo del salón, es imposible. En otros salones que no tienen el magneto primero se bloqueó el picaporte con cinta para evitar molestias y luego las perillas exteriores de las puertas comenzaron a desaparecer, trayendo más de los mismos problemas.

¡Resolvamos el problema! / Let's solve the problem! Puertas de los salones sin manijas / Clasrooms' doors with no knobs La puerta de

A muchos de nosotros se nos sigue olvidando pasar la credencial, aún a finales de semestre. No es muy lógico pasarla y es difícil lidiar con años de tradición de no hacerlo.

Se supone que el Campus San Luis Potosí es el primero en el que se instaló este sistema por lo que el software está en parte desarrollado aquí mismo. La idea es implementarlo después en los demás campus. Ignoro las ventajas del sistema desde un punto de vista administrativo y no sé que tan efectivo sea en costos, pero mi recomendación sería que no se hiciera. Todavía no está muy estandarizada la forma de trabajar, las puertas sin manija son muy extrañas y engorrosas y la seguridad añadida con los magnetos no tiene mucho caso: el laboratorio del 201 permanece abierto prácticamente todo el día. Pero todo sea por contar con el sistema de asistencias del nuevo milenio.

Otro botón del pánico / Another panic button Botón del pánico / Panic Button

Technorati Tags: , ,

2 pensamientos en “Nueva credencial y sistema de asistencias en el Tec

  1. O_O, pero si las puertas esas se abren con un golpe duro… no? yo recuerdo que las primeras veces no le sabían el truco al botón (presionar, esperar, abrir) y empujaban al mismo tiempo que lo presionaban, incluso llegaban a empujar sin siquiera presionar, y después de una dura pelea las puertas se abrían, al menos en el 201… no? ustedes que viven en ese salón… y pues en caso de que se cierre, lamentablemente, hay que gastar energías o saldo y buscar a un poli o llamar a casa a que te manden un poli.. a que cosas…

  2. Pingback: Invocando un demonio « Kurazaybo jom peich

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s