Lenguaje corporal

Pozo del elevador / Elevator wellDistraído hurgo en el librero de los videos y DVD de la recién inaugurada biblioteca. No busco nada en particular, únicamente distracción en un día de mucho trabajo. Y aún falta la clase de la tarde. Un par de trabajadores con una escalera me indican que la instalación de las lámparas no está terminada. Platico aburrido con un compañero que busca en un librero cercano mientras veo que un poli del Tec habla con un grupo de estudiantes en una mesa, que empiezan a recoger sus cosas en cuanto el guardia se dirige hacia mi. Cuando llega nos dice a mi amigo y a mi, de modo muy amable y calmado, que hay que desocupar el edificio lo más pronto posible. Solo puedo pensar en que se llevará a cabo uno de esos molestos eventos VIP que a los directivos del Tec le gusta tanto hacer. “Va a tomar un rato” le digo, señalando con desgano las mochilas, laptops, carpetas y demás cosas desparramadas que se ven a través del cristal de una sala de trabajo colaborativo. El poli lo mira y dice algo como “está bien, pero dénse prisa” Alcanzo a percibir que ocurre algo más. Me hace dudar y le hago la inevitable pregunta de “¿qué pasó?” En ese momento las arrugas de su rostro parecen temblar, sus ojos verdes me miran de una forma que he visto pocas veces en la vida, más directo que nunca y con una mezcla de verdadera angustia y tristeza, tan sincera que me doy cuenta de que no debí haber preguntado. Demora solo un instante, que a mi me parece larguísimo, antes de responder “hubo un accidente” No hacen falta las palabras, sus ojos me dicen con elocuencia que alguien acaba de morir. No sé cómo es posible pero tengo la certeza, es una sensación que te toma desprevenido y se aloja en los huesos. Los trabajadores de las lámparas bajan de la escalera, pasan a un lado mío y, buscando escuchar que me equivoco, les pregunto qué ha ocurrido. Me dicen que nada, que un tipo de los pisos de arriba se lastimó una mano cortando tablarroca. De la misma manera inexplicable sé que no mienten, simplemente nadie les ha informado. Inmediatamente empiezo a recoger mis cosas y le digo a mi amigo que se apresure.

Yo estuve ahí el día que un hombre cayó del nuevo edificio del ITESM, campus San Luis Potosí.

Se evacuó toda el área y vimos llegar una ambulancia, los guardias nuevamente no nos permitieron quedarnos a mirar. Durante la clase alguien se asomó por la ventana y gritó que podia ver el cuerpo. Al salir vi a los agentes de la policía judicial custodiando la entrada. Los días que siguieron en el Tec fueron del más pesado oscurantismo institucional y jamás se ha hablado del tema por canales oficiales. Escuchando y cotejando conversaciones entre profesores supe que el accidente ocurrió cuando el hombre cambiaba de una especie de andamio a otro contiguo, sin usar el arnés de seguridad. Se dice que cayó por el pozo del elevador. O eso fue lo que se les dijo a los profesores. Fabiola Diaz contó la misma historia cuando se le preguntó en clase. Me sigue pareciendo indigno que hasta la fecha, luego de dos años, no se haya dicho nada a los alumnos y nadie conozca el nombre de aquella persona que murió a escasos veinte metros de mi. Es inhumano y me hace extrañar mucho los años de escuela católica en que se hubiera oficiado una misa y enviado flores.

Nunca voy a olvidar aquella mirada.

Technorati Tags: , ,

3 pensamientos en “Lenguaje corporal

  1. Yo estaba también por ahí ese día, recuerdo con detalle lo que pasó momentos después, recuerdo la ambulancia, las patrullas y a la gente que se trató de acercar a observar lo que pasaba. Tampoco me dejaron salir, sólo oía que alguien había tenido un accidente, que posiblemente había caído en la columna donde iría el elevador. Es cierto, hoy parece que no lo recuerdan, o no lo quieren recordar, pero es de los temas que ya no se tocan por los pasillos del Tec. Es una lástima, una noticia más que pretenden ocultarnos “los altos mandos” y que nosotros nos hagamos los desentendidos, por favor, ¿cuál me chupo?

  2. Pingback: Vientos raros « Kurazaybo jom peich

  3. Pingback: Nueve uno uno « Kurazaybo jom peich

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s