Mutualismo

¿Qué se necesita para para que una persona le muestre algo de apoyo a otra? ¿para que sea amable? No lo sé con seguridad, en mi caso opero bajo el trauma por default que se puede puede entender a partir de la siguiente premisa: “A la gente no le gusta ser molestada ni tener que lidiar con aquellos en los que no confía, por lo tanto es recomendable no intervenir y la mejor estrategia es la de estorbar lo mínimo posible.” ¿Fatalista? quizá, pero en teoría – al menos en el mundo Kurazaybo™ – esto evitaría toda clase de malentendidos y molestias. Sin embargo me ha tomado mucho tiempo comprender que la gente no busca ser totalmente explícita, al contrario, muchos esperan darse a entender sin palabras o mediante unos cuantos gestos. Esta “química” se logra dar entre algunos y entre otros no por lo que hay gente que se lleva bien y gente que no, gente que llega a establecer relaciones de amistad y más y gente que nadamás no se tolera entre sí. Es lógico y todos lo hemos visto suceder todos los días.

Pero yo pregunto ¿cómo empiezan estas relaciones? Es necesario que cuando estas personas se conocen por primera vez una de ellas de el primer paso y tenga un gesto de amabilidad con la otra o al menos un primer contacto que no cause aversión inmediata. En una infinidad de ocasiones este contaco se da de manera muy trivial: un “buenos días” o porque es gente que se ve regularmente como vecinos, compañeros de clase, primos, etc. En muchas ocasiones también el trato mutuo da un avance en lo que denomino una “situación de necesidad” que no requiere ser tan dramática como el caso del buen samaritano. Puede ser simplemente un “préstame tal cosa”, “no sabía que te gustaba tal serie/película/música, pásame el archivo”, “préstame tu videojuego” y similares. Esto en el mundo pequeño de la gente de mi edad que ha vivido poco, para gente adulta hay muchas más posibilidades y una buena parte están determinadas por obligaciones de corte social.

Todo esto ocurre de manera normal en todos lados y aunque implica que se ha dado un pequeño paso y se está más cerca de conocer a la otra persona pues ya se tiene pretexto para hablar, no significa que estas personas dejen una impresión buena o mala la una en la otra. Los manuales para dejar una mala impresión no son necesarios, baste con ser egoísta/ególatra, escandaloso/gritón y/o presumido/pretencioso/mentiroso. Incluso un ladrón alcohólico maloliente sin hogar puede agradarte si platicas un rato con él y no tiene ninguna de las características mencionadas. Entonces ¿qué se necista para la buena impresión? Generalmente un sencillo gesto de buena voluntad. Esto suele implicar hacer por el otro algo que no es precisamente necesario pero que es un detalle agradable y positivo. ¿Son mis lectores muy jóvenes para recordar la campaña de “Únete a los optimistas”? Sí, era terriblemente mala y yo no soy tan optimista, prefiero ser pesimista si por ello entendemos el haber pensado en el peor resultado posible. Por eso en muchos sentidos no soy la persona más indicada para decirlo pero ahí va: el acto de buena voluntad es lo que en verdad nos separa de los animales. Ya sé que en ese caso yo he sido un tremendo animal muchas veces pero piénsenlo: somos capaces de actuar no únicamente en nuestro propio beneficio y eso hace una gran diferencia.

Este famoso acto es la llave mágica para conocer gente a destajo y dejarle una buena impresión, es ideal para romper el hielo y alcanzar las metas que uno se proponga. No se requiere de un esfuerzo sobrehumano ni nada por el estilo, al contrario, pareciera que la gente de todo el mundo está tan acostumbrada a ser ignorada por los demás que lo raro es que no noten un pequeño gesto de nuestra parte. Ok, tantas palabras para decir algo que puede parecer obvio, ahora le pregunta es ¿para qué querría yo hacerlo y resaltar de entre la multitud? Pues a mi me ha servido de mucho, es el medio que me ha permitido conocer a mis mejores amigos y recibir apoyo de muchos tipos cuando lo he necesitado. Ya sé que existe mucha gente autosuficiente y me da gusto, pero nunca está de más ese toque extra de facilidad y compañerismo.

Recientemente un conocido enfermó y fue necesaria su hospitalización – ¿notan como soy genial para no indicar si ya salió del hospital o no? – por lo que se me presentó el dilema de visitar o no a esta persona para ver cómo se encontraba y darle ánimos. En este muy particular caso nuestra relación no ha sido la más agradable pero aún así nunca he dejado de pensar que lo correcto es estar ahí. Y al comentar sobre la mala fortuna de mi conocido y hacer una invitación para ir a verlo obtuve una respuesta más o menos así: “no sé si sea lo correcto porque desconozco si al presentarme terminaría causando más molestias y no sé si esta persona haría lo mismo por mi”, respuesta que es bastante lógica y respetable pero que a mi parecer no tiene mucho sentido porque ¿cuánta gente puede tener la seguridad de que no causará ninguna molestia? Creo que muy poca, lo optimista aquí sería ir con la idea de hacer un bien, algo extra, ese pequeño acto del que he hablado, con la intención de al menos enmendar un poco las molestias que, teniendo en cuenta el peor escenario, damos por hecho que causaremos. La segunda parte de la respuesta es la que me ha dado el motivo para escribir todo esto porque sintetiza perfectamente lo que yo denomino mutualismo.

El mutualismo es una manera de pensar en la que se asume que el otro será recíproco con nosotros, bastante sencillo. Eso en su sentido más generalizado porque podríamos tener un mutualismo hostil, por ejemplo una invasión en la que el pleito siempre será mutuo. Pero me refiero en este caso al mutualismo amistoso, en el que uno puede esperar del otro la misma confianza y camaradería. Este mutualismo es el que marca las buenas relaciones, las buenas amistades y las familias que se llevan bien. En mi opinión, este sería el estado ideal de las relaciones entre la gente, donde ideal es igual a modelo a seguir en base a un sueño inalcanzable. Es aquí donde entra en juego aquello de “no sé si harían lo mismo por mí” ¿es esto lo que tenemos en la mente al actuar? En ese caso auguro un futuro muy poco próspero. Obviamente puede ser que las personas en cuestion no se importen mutuamente, lo cual no es reprochable en ningún nivel, pero denota una manera de pensar demasiado estática para mi gusto. Creo yo que la gente busca avanzar en sus relaciones siempre en algún sentido, hacia el afecto o hacia el odio o hacia la indiferencia. Sí, se puede alegar que esto de por sí ya implica la indiferencia pero es una indiferencia muy vaga y poco definitiva, volvamos al “no sé” del “no sé si harían lo mismo por mí” A mi gusto la indeferencia de la buena se lograría con un “sé que no harían lo mismo por mí” – lo cual no tiene porque implicar odio ni resentimiento de ningún tipo -, de modo que creo que en el fondo la respuesta que recibí sigue dejando la puerta muy abierta a algo más. Ignoro exactamente qué pero hay algo detrás de todo eso.

Yo no busco llegar al mutualismo positivo con la gente, puede parecer que es lo ideal como había dicho, pero es un modo de actuar injustificado porque no puede avanzar. Considero que no tiene sentido darle a la gente aquello que esperas recibir, hay que darle un poquito más para avanzar en cualquier dirección. Esto está muy de acuerdo con que la idea de presentarse en el hospital es lo correcto de mi parte. De la persona que me dio esa respuesta no puedo decir mucho, cada quien sabe como actúa y yo no soy nadie para dar lecciones de la vida. Lo más seguro es que haya respondido sin pensarlo mucho y que el hecho no tenga ninguna relevancia. Pero de nuevo, creo que la única forma de avanzar es dando un poquito más.

Y sobre el motivo para dar ese poquito más creo que abundan. Aún en el caso de que ya exista hostilidad mutua es una buena oportunidad para probar nuestras habilidades de hacer algo por el otro y de caer bien. Sí, una buena oportunidad siempre y cuando no se arriesgue el pellejo en el intento. Sorprendentemente en la mayoría de los casos al pensar en el peor escenario posible que se puede obtener al actuar de esta forma suele resultar que lo peor que puede pasar es que las cosas se queden igual.

5 pensamientos en “Mutualismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s