Vientos raros

Hoy me despertó el sonido de algo arrastrándose por la azotea. Sonaba a un pedazo de chatarra, lo cual no sería raro conociendo a mis vecinos. También se oía como se movían los tubos del agua y los vidrios. Salí de mi casa para encontrarme con problemas de tránsito ocasionados por un árbol tirado por el viento, obstruyendo el paso en los dos carriles. Definitivamente el peor día del año para que me presten el auto. Llegué al Tec, me bajé del coche y me quedé mirando la reja de un baldío cruzando la calle, derribada casi en su totalidad. Mala idea quedarse parado, la tierra me rasguñaba la cara.

Estamos en esa época del año en que en San Luis Potosí soplan los vientos con toda su fuerza, realmente se alocan. Hace unos años el gobierno de la ciudad prohibió muchas clases de anuncios publicitarios por el riesgo que presentaban en esta época. Recuerdo una ocasión a finales de la secundaria en que venía de regreso de la escuela, se veía muy poco a través de las ventanillas debido a la tierra y el autobús zizagueaba y cada diez manzanas tomaba una ruta alterna para esquivar un árbol o un anuncio derribado. Era fantástico, como un escenario de videojuego de guerra. Se podría hacer una película de terror con esa premisa porque por alguna extraña razón se siente una especie de abandono. No falta quien me mencione que esto le recuerda el poder de las fuerzas de la naturaleza. Yo no, a mi no me da miedo. La fuerza que más me ha dado problemas es la de gravedad y de esa ni como librarse, aparte con el viento es lo mismo. Lo único malo es despeinarse, pero una buena dosis de gel Gomina lo arregla.

Más tarde noté que el acceso a la biblioteca estaba bloqueado, de hecho era imposible entrar al edificio por las puertas normales. Por un lado se vació el “espejo de agua“, pequeña ah… ehm… ¿fuente? que rodea parcialmente la biblioteca para que los alumnos no se escapen con los libros, detalle arquitectónico que me recuerda mucho el estanque alrededor de los castillos medievales de las caricaturas. Pero aquí no había puente levadizo, sino algunos guardias y empleados que dirigían el tráfico de la gente. La versión oficial es que se rompió un vidrio en el área del acceso a la biblioteca y de ahí el bloqueo. Todo el edificio es de cristal, son vidrios dobles “irrompibles” hechos a medida en Europa (es en serio, pregunten en Planta Física si no me creen) pero la puerta es de simple vidrio templado nacional de media pulgada. Adivinen cual flaqueó. No hubo heridos. La versión no oficial cuenta que se cayeron dos vidrios, el segundo en el pozo del elevador y que el vidrio de la entrada cayó peligrosamente cerca de una alumna.

Barricada ca�da Cerrando el paso a la biblioteca

En un principio se limitó el acceso al edificio y finalmente se cambiaron las clases a salones con un mayor contenido de cimientos y mampostería. La gente decía que a partir del sexto piso se sentía como el edificio se balanceaba de un lado para el otro, lo cual pude constatar pero me pareció que más que balancearse se sentía como una pequeña vibración hacia arriba y hacia abajo en el suelo. En los edificios de Aulas I y II no pasó nada serio, pero si hubo daños. Se cayeron algunos plafones de los techos de los pasillos pero fueron retirados en las áreas problemáticas, un poco tarde pues la estructura de aluminio si se vio afectada.

En conclusión, no debí salir de mi cama. Algunas clases se cancelaron o la gente se extravió entre los emails de que se limitaba el acceso y el cambio de salon, en otras hubo complot y en fin, no faltó quien logró volarse clases por el clima. El edificio es peligroso. Lo sé, el vidrio es más resistente que el concreto, yo también vi ese episodio de “Aunque usted no lo crea”. En el cerro del tec debieron haber construido algo que se viera como un búnker o un igloo pero Dios nos bendijo con una vitrina, muy verde por cierto.

Sí, están soplando vientos raros en el tec en estos días. “Marca un nueve y un uno, y cuando te diga marcas otro uno. “

Basta de quejas, hoy le traigo algo nuevo a mis lectores. La magia de los celulares SonyEricsson y papá Google Youtube lo hacen posible. Ahora el mundo puede entender claramente de lo que hablo. Ya saben, la noticia no descansa.

Miedo en las escaleras:

Pánico con la lámpara:

Terror en el salón:

Descargar los videos: escaleras, lámpara y salón.

Technorati Tags: , , , , ,

3 pensamientos en “Vientos raros

  1. una nota mas de que el sueño de escamilla no vale madres… y todavia queria pedirnos 20 dolares a los graduados para su “fondo de becas” (el cual me suena mas como fondo me quede sin presupuesto por mi puto refractario con charquito)

  2. Hey, hey, ese lenguaje. Es cierto que al edificio le faltan algunas cosas todavía pero ahi va. Por cierto don Prozak, ese domino falleció.

    Quiero mencionar que estoy en proceso de retirar las fotos de este post que me han dicho son inadecuadas pero de momento existe un problema con Zooomr.com que ya he reportado. Notarán que al hacer click en las fotos marca error, porque ya no están compartidas pero por mientras siguen apareciendo aqui sin motivo aparente. Estamos investigando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s