Toma el dinero y corre

“Tal vez la costumbre de no vivir para trabajar me prive de ser rico, pero seguramente me dejará ser feliz sólo con saber que no he vendido mis días por unos cuántos pesos de más.” Semidios.

Ha pasado el tiempo y – algunos dirían “por fin” – me encuentro en la etapa de mi vida a la que muy pocas veces me tomé el tiempo de pensar en llegar. Supuestamente es la culminación de un proyecto de vida que ha durado unos 18 años pero por el momento únicamente siento cierta indiferencia, no hacia lo que deseo hacer a continuación sino hacia la gravedad con que las personas a mi alrededor tratan el asunto. Como si las cosas hubieran cambiado mucho.

Por un lado están los que, de manera inconsciente y casi imperceptible, dejan entrever que esperan obtener cierto beneficio a causa de esto, aunque sea de manera indirecta, aunque sea con mi ausencia y mi supuesto recién adquirido poder adquisitivo. Por el otro están mis excompañeros a quienes veo alegres por haber terminado pero preocupados por conseguir la mejor posición en el mundo laboral o al menos la más segura. Los veo hacer planes para cambiar su vida, para perseguir su libertad pero existe una constante de peso: el dinero. Todos llevan la carga de la beca-crédito que es el modus-operandi del Tec de Monterrey y en cuyo pago consiste el modus-vivendi de los Exatec® recién egresados. Tal vez por mi situación con ese crédito tengo una ventaja pues veo que para considerar irse tras una oferta de trabajo en otra ciudad requieren un salario que no solo les permita vivir decorosamente sino pagar la bendita beca, lo que resulta en una cantidad algo elevada que causa un silencio en el reclutador al momento de llegar a la pregunta de “¿cuánto deseas ganar?”. Los veo considerar y rechazar propuestas de empleo basados casi exclusivamente en el salario, ponderar los beneficios a largo plazo o aguantar el prospecto de un horario horrible con tal de contar con ciertas comodidades y prestaciones o por el hecho de no tener una oferta mejor. Pero la pregunta de si son felices parece ser irrelevante o no habérseles ocurrido.

Nunca he estado tras el dinero, nisiquiera me gusta el estilo de vida de los ricos. Si me lo preguntan diría que el dinero es un mal necesario y que lo único que compra es bienestar físico. Tal vez lo esté expresando de manera demasiado radical o quizá estoy muy desviado hacia la psicología interna de las personas pero no recuerdo haber conocido a nadie que me haya dicho que su sueño en la vida era tener un puesto en la alta gerencia de una gran empresa multinacional. Porque esa es la ideología y el proyecto de vida que el Tec de Monterrey te vende, independientemente de si a veces lo adereza con la posibilidad de que esa empresa sea de tu propia creación. Yo llegué al Tec buscando una buena educación y nada más, con el propósito de aprender lo que me gustaría saber en la vida. Preferentemente me gustaría vivir de eso pero existen muchas más posibilidades.

Ahora estoy sentado aquí, enviando mi currículum a quien sea que esté interesado y quien no también. No me siento presionado en ningún sentido y más que nada quisiera tomarme el tiempo para encontrar el empleo que mejor me permita vivir de acuerdo a mi plan de vida, en el que por cierto voy algo atrasado. Y estoy dispuesto a no aspirar a una remuneración tan elevada con tal de seguir adelante con ese plan. Creo que para eso es la vida.

Este post es parte de una serie, publicada a lo largo de tres años, que habla de mis experiencias al terminar mi carrera. Comienza con ”Regreso a clases y la crisis de los últimos semestres“, seguido de ”Como Holden Caulfield“, “Cuando el futuro nos alcance“, “Toma el dinero y corre“, “Over the counter“, “Training day” y terminará con “El último fin de semana”.


Technorati Tags: , , ,

4 pensamientos en “Toma el dinero y corre

  1. Hola Kurazaybo!!!

    Quiero comentarte que me identifico con muchas cosas referentes a tu pensar y sentir en este tópico típico de los egresados.

    La frase de semidios encierra una gran verdad, que pocos en este mundo tan globalizado, capitalizado, tecnoficado, un mundo que corre mas rápido que tú y yo no ven.

    De mis compañeros de trabajo te puedo decir que muchos son ambiciosos. Siempre quieren mejores trabajos y me refiero a mejores en el aspecto económico. Ese tipo de trabajos donde el poder va ligado a una gran responsabilidad.

    A muchos los veo ya con camionetonas del año, buena ropa, planes para comprar casa. Presumen sus viajes al extranjero.

    Pero cuando los ves en messenger, siempre dicen que estan trabajando horas extra. Que las fechas de proyectos, que la responsabilidad de su equipo de trabajo, que la manga del muerto. La mayoría estan gordisimos, descuidados fisicamente al extremo de una persona que pasa su vida pegado a una compu. Algunos hasta tienen principios de hipertensión o casos severos de estres.

    Cuando a mi me preguntan que que hago, les digo que sigo en la Cruz Roja (con mi mismo sueldo piojo). Y el tema sugerido por unos y por otros descarado es en la mayoría de las veces para presumir.

    Lo que no les digo es que yo no estoy hasta las 11 en el trabajo, que si veo a mi pareja y a mis amigos cuando quiero. Que no me tengo que esconder ante nadie por que en la corporación no aceptan gays. Que disfruto de mis pasatiempos al leer blogs, la fotografía, que puedo tranquilamente hecharme a ver tele sin el peso de todo un departamento encima.

    Cuando niño mi madre me quizo educar para ambicionar las cosas materiales. Creo que en el fondo todo padre ansia que el hijo tenga un buen trabajo para ser mantenido por este o al menos no tener que mantenerlo. Pero conforme fuí creciendo aprendi a fuerza de muchos golpes y tropiezos, que la verdadera felicidad no esta en un status social si no en quien este ahí para compartirlo.

    Y la misma reflexión que tu haces ahora me la e hecho muchas veces. Como dices el dinero es un mal necesario. No espero siempre quedarme en donde estoy, espero moverme y crecer pero jamá a costa de mi salud o de la calidad de tiempo que pueda dar de mis seres queridos.

    Me dio mucho gusto leer este post, por que por fin encontre alguien que expresa de una manera muy semejante mi sentir en el debate de trabajo vs calidad de vida..

    Y como dice semidios puedo y se que soy feliz sabiendo que no estoy vendiendo mi vida por unos pesos más.

  2. Muchas personas me han comentado que lo que buscan es mantener el mismo estatus o calidad de vida que llevan ahora una vez que se valgan por ellos mismos.

    Yo sigo pensando que el dinero lo mueve todo, y podrás ir al gimnasio, a la iglesia, ir de voluntario, o lo que sea… Pero si no tienes dinero ni para pagar la tenencia del lugar donde vives o del vehículo en el que te mueves… Entonces si hay un problema ahí, pues el trabajo que tienes con miles de facilidades de horario, localización, seguro médico, etc, etc no ayuda mucho con su maravilloso sueldo de 5,000 pesos al mes.

    Eso de elegir trabajo es algo muy difícil y sí, de entre todos los factores la mayoría buscamos la buena paga, aunque si no encuentras algo bueno entrará la mediocridad y el conformismo de tomar lo primero que caiga.

    Y sí, que bonito sería vivir en una sociedad donde no hubiera dinero sino que solo hubiera trueques al momento de necesitar algo… Apuesto a que sí habría más gente muerta de hambre en las calles.

  3. Es interesante y lógico eso de mantener el “estatus”. Algunas personas podemos mantenerlo sin trabajar mucho siquiera. El dinero si lo mueve todo, pero creo que lo que quiere la gente no es dinero en sí sino lo que se puede comprar con él, tal vez incluso quieren el estilo de vida o el poder más que otra cosa. Lo de la mediocridad creo que muchas veces es más una forma de vida que una cuestión de paga, como hemos visto muchas veces con algunos profesores (a los que se les juntan los dos problemas). Yo no me imagino una sociedad sin dinero, sería muy extraño. No se lo tomen tan literal por favor.
    Aunque no puedo evitar recordar algunas comunidades de la Huasteca y lo sorprendido que me dejaron al ver cómo hace la gente para vivir bien con cantidades absurdas de dinero. Pero muy poca gente querría esa forma de vida.
    Algo que he visto es que hay personas que ganan mucho más de lo que necesitan y entonces ¿qué hacen con el dinero? Lo acumulan y lo guardan para el próximo dueño. Me tocó conocer a una persona que estudiaba en el Tec y tenía todo y más de lo requerido para satisfacer holgadamente sus necesidades. Sus papás se quedaron en su ciudad natal y aquí esta persona hacía un desastre de su vida, llegando a extremos telenovelescos de abuso de sustancias y meterse en problemas a cada rato. Sí, ya estaba grande pero la única impresión que me dejó es que su “fortuna” no tenía ningún valor a sus ojos, era algo que daba por hecho. Naturalmente sus padres no querían eso para él pero estaban mmuy ocupados trabajando. Afortunadamente tuvo suficiente dinero para comprarse una segunda oportunidad en la vida… que más o menos echó a perder. Simplemente no estaba feliz aún así. Ojalá pudiera sacar una mejor moraleja de esta historia.
    Siempre me ha parecido extraño que la gente se ponga a “buscar” trabajo en vez de hacer una de tantas actividades productivas que existen, dedicarse al autoempleo. La mayor parte de las personas más ricas que conozco no son profesionistas y ese es mi punto: la idea de que la carrera, el trabao y el dinero (ya no digamos la felicidad) están ligadas no es verdad. Y de cualquier forma cada quien tiene la libertad de elegir lo que mejor le parezca. Yo tengo muchas cosas que hacer aparte de ganar dinero.
    Agradezco mucho sus comentarios, en especial a Yuumei a quien ya le respondí muy poco.

  4. Pingback: La vida después de la universidad at mikehc.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s