Remodelando el campus

La construcción siempre me ha interesado, creo que lo que más me llama la atención es el hecho de que se produce algo enorme con la intención de que permanezca por mucho tiempo. Me gustan las cosas que perduran. Al ingresar al ITESM de San Luis me gustó que el campus estaba aún en construcción y que al pasar de los años (me hace sentir viejo decir eso pero así fue) se fueron agregando nuevas instalaciones. Lo que más me gustó, en aquel entonces, fue la cafetería el centro estudiantil y el gimnasio. El CDEE y la biblioteca casi no me gustaron porque, a pesar de que se pagó una cuota de sangre para levantarlos, son espacios no muy cómodos (¿windows, anyone?) y no están bien terminados. Y una vez más el Tec de Monterrey se convierte en un caso difícil al hablar de él porque las instalaciones están más allá de lo que muchas instituciones estarían dispuestas a pagar y ese es precisamente el problema. Vamos, hay una pista a la que nadie va y un sistema de asistencias que muchas empresas envidiarían pero cuando hace viento hay que evacuar porque los vidrios se caen. Mi casa es de interés social y no sufrió mucho en esa ocasión. Ante tales contratiempos uno esperaría que los directivos del campus detuvieran futuros proyectos de construcción y se tomaran un tiempo para evaluarlos cuidadosamente pero no, la construcción continúa. Hay que atraer más alumnos.

A esta situación hay que sumarle la tradición de cuando salgo de una escuela: invariablemente al año/semestre siguiente se inaugura algún espacio con el que siempre quise contar. En la primaria fue el gimnasio (pensaba que pasaría ahí toda la vida y que en unos años me sería útil), en la secundaria se abrió el laboratorio de computación, en la prepa fue una remodelación muy grande que incluyó la biblioteca y el auditorio. En el caso del Tec ya no se me ocurren muchas cosas que hagan falta, si acaso más salones en el siempre mítico y nunca construído (pero algún día se hará, ténganlo por seguro) edificio de Aulas 3. Las esculturas de acero se agregan cada año y a este ritmo creo que llegará el momento en que habrá una para cada salón. Cada semestre hay algún pequeño cambio, como la pequeña área de jardin y un árbol muy bonito frente a la escultura de la bailarina que fueron sustituídas por dos palmeras sin gracia. Aunque bueno, el pinito aquel que me gustaba sufría con el viento y había que anclarlo. Las remodelaciones nunca se detienen y por eso cuando hace unos días fui a darme una vuelta me llevé una sorpresa.

Primero me recibió un típico letrero:

Trabajando por ti

Ese ya me lo esperaba porque ya tiene tiempo que se trabaja en el caminito que cariñosamente denominamos “la ruta de Julián“. Muchas veces hay que hacer ese recorrido pero la pendiente de pasto no era muy amigable así que ahora todo está mejor. Curiosamente tengo una foto del durante y del después, también se puede ver la nueva escalera en la pendiente que mencioné:

El camino en construccion El nuevo camino terminado La nueva escalera

Después pasé por Aulas 1 y vi que unas oficinas se habían cambiado a la antigua biblioteca, un uso la verdad muy tonto para un espacio tan amplio. Pero creo que es temporal, sucede que el lugar que ocupaban, el antiquísimo “ciber”, está en remodelación. Otra vez.

Aqui antes era el ciber, luego oficinas y ahora no sabemos

Y tiene los famosos nichos de los muros del campus que se acostumbra llenar con bonitas pantallas de plasma sin ningún propósito aparente. Espero equivocarme con esa predicción. Luego vi que se modificó una jardinera, ya sé, eso no es noticia. Pero a mi me resulta de lo más enigmático porque nuevamente parece que se le ha dado solución a un problema que no existía:

Remodelando

¿Y el área de la palmera, a un piso de altura, sigue teniendo nadamás unos escuálidos arbustos a manera de barandal? Bah. Sigamos con el recorrido. Toca el turno a una de las remodelaciones más infames que he visto en mi vida, no tanto por el cambio en sí sino por el motivo que se me dio para él. Desde principios de enero se empezaron a colocar unos andamios bastante bien apuntalados en los volados de las escaleras más amplias de los edificios de aulas. Algunos compañeros y yo supusimos que había dos posibilidades: o el edificio se estaba cayendo o algo muy macabro estaba ocurriendo. Debo mencionar que el volado de esas escaleras me gustaba mucho, era amplio, tenía muy buena vista y estéticamente le quitaba al edificio el aspecto de ser una mole de concreto y cristal verde, pues era un área grande sin soportes.

Andamiaje

Creímos que la primera posibilidad era la única que justificaría tan buen andamiaje, sólo he visto instalaciones así en casos donde hay que hacer una maniobra peligrosa a nivel estructural. Extrañamente nunca se cerró completamente el paso a esas escaleras así que hice lo único que alguien interesado por el edificio que habita y los chismes del Tec haría: fui a planta física a preguntar qué ocurría. La conversación que se dio fue más o menos así:

Kurazaybo: eh… hola, he visto que se están poniendo unos andamios y me preguntaba si es porque el edificio se está cayendo
Empleado: no, no hay ningún peligro
Kurazaybo: ¿entonces para qué son los andamios?
Empleado: se van a poner unos soportes para mayor seguridad
Kurazaybo: (pensando en lo mucho que lo que me acaba de decir es contradictorio) ah entonces no se va a cerrar el paso ni nada ¿verdad?
Empleado: no, las escaleras van a seguir abiertas y no hay ningún riesgo

Así que resultó ser una mágica e inesperada combinación del motivo A y el B. Al menos no perdí la apuesta, aunque tampoco la gané. Esa burda explicación “oficial” me parece muy mala, mejor me hubieran dicho que era una sorpresa. Al ver el envarillado y el tamaño de los nuevos soportes nos damos cuenta de que son muy feos y con esas dimensiones pueden soportar al menos dos veces el peso de la escalera. ¿Alguien le encuentra sentido? El concreto no anda muy barato que digamos además el barandal de acero no se modificó ni nada, se dejó que el cemento lo absorbiera, a la potosina. ¿Por qué la prisa?

Construyendo el nuevo soporte Andamios desde dentro El soporte terminado El edificio no se esta cayendo Aulas 2

Ahora bien, esos soportes no me gustan mucho pero al menos cumplen una función muy noble. Lo siguiente que vi me dio un poco de tristeza, estaban retirando la escultura de la bailarina que tal vez no era muy bonita pero era ya tradicional. Recordarán que una vez le tomé una foto por detrás. Solo puedo imaginarme que será reemplazada por alguna monstruosidad de acero inoxidable. En lo personal me gusta más la bailarina porque al menos se entiende lo que es, no como esas láminas retorcidas.

Adios a la bailarina

Lo de la bailarina fue una de las últimas cosas que vi, no sé si haya más cambios en Aulas 2, el gimnasio, la cafetería, el CDEE o el “estadio”, pero de todas formas me iba con un mal sabor de boca, algo de incredulidad mezclado con nostalgia. Y entonces vi algo que me hizo darme cuenta de mi escasa imaginación, algo tan absurdo en ese momento que no podía creer. Una de las chicas de la biblioteca estaba en la terraza, al borde del espejo de agua. Del otro lado un empleado perseguía alguna clase de animal oscuro y grande, esa situación ya se había dado con algunos perros y me ha tocado ver una rana e incluso un conejo que desvió la atención de toda la clase, pero de pronto el animal extendió sus alas y saltó en el momento preciso para escapar de las manos del hombre, cruzar el espejo de agua y aterrizar plácidamente en la terraza, donde ya ni la chica ni el hombre intentaron alcanzarlo por el momento, incapaces de hacerlo por lo mucho que se estaban riendo. A mi también me dio risa verlo, los pavorreales no se caracterizan por su obediencia pero son un muy bonito ejemplo de los gastos inútiles que hace el ITESM. La pareja de aves anda suelta por el jardin, sin cerca de ningún tipo. Eso puede ocasionar situaciones muy divertidas en el estacionamiento y todavía mejores si se le ocurre meterse a la biblioteca, ya vimos que el espejo de agua no es obstáculo. Viven en una jaula que se hizo junta a las canchas de basketball, a un lado de las gradas. ¿No les afectará el ruido en los entrenamientos y torneos?

La jaula de los pavorreales al fondo Los pavorreales del ITESM

Me les quedé viendo un rato y me fui, lo único en que podía pensar era algo de un escándalo con unas toallas carísimas en el baño del expresidente Fox y la mansión Winchester.

Piensen en cada una de estas cosas como una fracción de una beca que el Tec ya no otrogó. Increíble pero me gustaron más las iMac.

Technorati Tags: , ,

Mi pie izquierdo

shoeComprarme zapatos siempre había sido una tarea difícil, yo los elegía con mucho cuidado. Mis padres se desesperaban pero ellos mismos habían sido la causa, me habían acostumbrado a menos de un par de zapatos al año así que cualquier error en la elección habría que soportarlo por mucho tiempo. Yo siempre veía con asombro la colección de zapatos de mi padre, que llegó a llenar dos barriles en algún tiempo, literalmente. Siempre ha terminado heredando zapatos de otros miembros de la familia, excepto míos, regalados de amigos o hasta comprados usados. Ahora las cosas son distintas, puedo tener más zapatos de los que necesito y a pesar de eso no suelo usar nada muy presentable más que en ocasiones especiales. Cuando necesité algo más adecuado para las entrevistas de empleo me vi obligado a buscar unos zapatos del tipo que normalmente evito. Necesitaba algo formal pero no demasiado, cómodo pero muy discreto. Que pudiera llevar al trabajo y usar de vez en cuando fuera de él. De calidad y sin que el precio fuera problema. Por años he oído de mi familia maravillas de los zapatos Flexi pero a mi nunca me han gustado. La suela es demasiado suave, muchos vienen con agujeros para las cintas que solo permiten usar agujetas redondas y todos sabemos que esas se desabrochan fácilmente, los diseños tienen el estilo típico de la marca y a la vez son muy extraños, las suelas ahora vienen con pequeños defectos que me parecen inaceptables por el precio. Eso último no afecta en la práctica pero me deja con la impresión de que al comprarlo me han visto la cara, cuando buscaba un traje vi unos modelos muy a la moda pero las costuras estaban mal hechas, decidí comprar uno que, aunque fue más barato, considero de mejor de calidad.

Salí a buscar mis zapatos y terminé comprándome unos Flexi. Me recuerdan a los BMW: gritan a los cuatro vientos la marca pero a diferencia de los autos, lo hacen sin gracia. En fin. Fueron los que cumplieron con todos los requisitos y que son socialmente aceptables. De eso se trataba desde el principio. A mí me tienen sin cuidado, veremos por cuanto tiempo siguen viéndose fancy. Ahora que ya los he usado reconozco que son suficientemente cómodos pero como con el traje, el mejor valor por el dinero está en otra parte.

Cuando me pruebo zapatos pasa algo curioso: normalmente pido que me los muestren en mi número y suelen darme el zapato derecho, me lo pongo y me queda bien pero a la hora de probarme el izquierdo lo siento más ajustado. Quizá tengo el pie izquierdo más grande o tal vez en esas ocasiones aprieto más la agujeta izquierda de manera inconsciente, no lo sé. Al comprar este par Flexi mi papá me acompañó y me señalaba modelos aceptables pero que me recordaban lo poco que se fija en mis gustos. Nada raro en él. Los pedí de mi número y la señorita, como reticente a dejar que mis manos impías ensuciaran su preciosa mercancía (bah, en mejores tiendas me he probado cosas más finas y me he ido sin comprarlas), muy apenas se mostró dispuesta a mandar pedir a la bodega el zapato derecho. Naturalmente no los compraría sin que pasaran la prueba del pie izquierdo y le pedí el otro zapato. Cuando lo trajo, sorpresa: me quedaba ajustado. No tardó mi papá en sugerirme que pidiera el número siguiente; se sentían muy grandes y, a pesar de las insistencias de él, me quedé con los de mi medida. Tampoco me convenció su propuesta de sacarles una segunda vida comprándolos en café para después pintarlos de negro. En ese momento no lo consideré pero luego entendí lo que había pasado: mi papá, que tiene en muy alta estima los Flexi y que jamás se ha comprado un par nuevo de esa marca, nunca ha heredado zapatos míos porque calzo más pequeño. En realidad tenemos el pie del mismo tamaño pero los suyos son más gordos y mis zapatos le aprietan. Los necesita del número siguiente al mío.  No será esta la primera vez que unos zapatos míos terminen en su barril, cuando ya no sean presentables o me aburran irán a parar directo a la basura.

Uniformes

Todo uniformesViendo el DVD pirata de 300.

-… en serio, si tenían tela ¿por qué llevaban capas y no usaban ropa?

– Porque era su uniforme.

– Pero alguna función debía tener la capa, no creo que la usaran nadamás por como se veía.

– Pues yo usé uniforme veinte años en la escuela y nunca le vi ningún propósito.

 Y en el momento en que lo dijo todos supimos cuanta razón tenía.

Superzooms para el 2007

En el primer año que he tenido cámara han habido pocas cosas que siento que le falten, por ejemplo algunos controles que no están disponibles en un modelo tan básico. Muy pocas veces he deseado contar con un zoom y me he acostumbrado a acercarme o alejarme a pie, creo que lo que me gustaría cambiar de mi cámara primero que nada sería su tamaño, hacerla más pequeña para que fuera más fácil de llevar conmigo. También me gustaría que tuviera estabilización de imagen para poder prescindir del flash en escenas oscuras. Fue hasta hace poco que tuve la oportunidad de jugar con una cámara con un zoom de 10x y me di cuenta de que eso abre muchas posibilidades. Así que últimamente me he sentido limitado con mi cámara, aunque he aprendido mucho con ella hay muchas veces que no puedo obtener el resultado que quisiera por lo que estoy pensando en adquirir una nueva. Todavía no decido si sería más conveniente conservar la que tengo para uso cotidiano y comprar una más grande y compleja para usos más específicos o una más o menos compacta para toda ocasión. Por ahora me estoy inclinando por la primera opción pero como veremos hay algunas cámaras que hacen difícil la decisión.

Según veo este tipo de cámaras, a pesar de ofrecer opciones avanzadas y controles manuales, no están orientadas a los fotógrafos más avanzados pues su objetivo es contar con la mayor flexibilidad a un costo competitivo, considerando esto aún sobre la calidad de imagen. Para mí eso está bien, aunque a todos nos gustan la imágenes con la mayor resolución y la mejor calidad mi principal consideración es el costo y el tamaño. Estas cámaras están en el límite de lo más grande y pesado que estoy dispuesto a manejar habitualmente. Mi principal motivación para adquirir una de estas es aprender todo lo posible. No considero por ahora la opción de manejar una cámara con un zoom de control (como la cámara de Kirai, a la que érroneamente se refiere como “un DSLR de gama baja”) manual porque suelen ser más caras y mucho más voluminosas. Las superzooms suelen ser comparadas con las SLR pero yo no creo que sea una comparación muy útil, son ideas totalmente opuestas. La idea de una SLR es tener la posibilidad de manejar el mayor número de lentes posibles, según la ocasión mientras que las superzoom intentan hacerlo todo con un solo lente, eso sí, muy flexible. Son más bien sistemas que se complementan. Tal vez las superzoom con anillos de control manual y sensores más grandes sí puedan competir con una SLR y creo que esa es la categoría de “cámaras puente”, que sirven para cruzar la brecha entre una cámara compacta y una SLR. No es en lo que yo estoy interesado, tal vez más adelante.

Curiosamente me encuentro con que las cámaras de la categoría en la que estoy interesado son consumidas principalmente por personas interesadas en aprender más sobre fotografía (creo que ahí caigo yo), padres de familia que buscan fotografiar a sus hijos en eventos deportivos y consumidores que buscan la lista de carácterísticas más amplia. Este segmento había decaído hace unos años pero últimamente es uno de los que tiene el mayor desarrollo, baste con hacer notar que los modelos que menciono han salido al mercado en promedio menos de un año después que las cámaras a las que sustituyen.

He estado prestando atención a los nuevos modelos en lo que va del año y he visto algunas de las opciones más populares. Obviamente no he tenido oportunidad de manejar los modelos en persona, si acaso los modelos anteriores, pero investigando y viendo las pruebas en varios lugares he realizado un análisis:

Sony H9

Sony H9 Sony H9

La novedad aquí es el zoom de 15X, la resolución de 8 megapixeles es el estándar. No es un mal modelo pero tampoco el mejor, el problema es las expectativas que se crearon por los modelos anteriores. Su antecesora es la H5 que, con un zoom de 12X y 7 megapixeles, podía presumir de ser una de las mejores del segmento gracias a su excelente desempeño y calidad de imagen. Algunos detalles que me parecían muy atractivos de ese modelo eran el anillo ubicado en el mango, a la altura del dedo índice, para realizar ajustes rápidamente al estilo de las SLR, además de que usaba únicamente dos baterías AA resultando en un uso muy eficiente de energía. La nueva H9 se deshace del anillo de ajustes e incorpora su propia batería recargable, cosa que nunca me ha gustado además de que no es muy poderosa (las baterías Sony son buenas excepto cuando explotan y esta en partícular no es “InfoLithium” o sea que no indica cuantos minutos de energía quedan, como en otros modelos) también tiene una gigantesca pantalla de 3 pulgadas que puede inclinarse hacia arriba y hacia abajo y algo muy divertido para jugar: Nightshot, un modo que hace uso de luz infrarroja para tomar fotografías en la oscuridad (no he podido confirmar si ese modo funciona también al capturar video). Hasta ahí todo es aceptable.

Los problemas comienzan con que en el nuevo modelo de Sony no hay opciones para cambiar la calidad de imagen (mi cámara actual ofrece calidad estándar y fina, siempre uso la segunda para obtener la mayor calidad) y que el nivel de compresión de los archivos JPG es un poco alto, a esto se le suma la función de supresión de ruido en las imágenes que no se puede desactivar y también está ajustada a un valor muy alto y terminamos con fotos que han perdido detalle. Otra cosa que tristemente se perdió es la bajísima distorsión geométrica (cuando las líneas rectas sí salen rectas, generalmente salen un poco curveadas) del lente de la H5. La H9 no es mala en esta área, es más, es competitiva. Pero la H5 tenía la distorsión más baja al extremo del zoom que he visto, muy útil para panorámicas de máxima resolución. Otras quejas comunes son que la calidad de construcción de la H9 parece ser inferior a la de la H5 y que el sistema de menús parece haber sido diseñado por la división de videojuegos de Sony: es muy vistoso pero poco práctico. Lo que si se conserva es el muy buen modo de video que permite usar el zoom óptico y la efectiva estabilización de imagen. El uso de tarjetas MemoryStick Duo, más pequeñas que las anteriores, no me molesta en lo absoluto aunque hay quienes quizá prefieran algo más estándar como tarjetas SD. La pantalla tan grande sí me resulta molesta porque queda poco espacio para los controles y siento que pierdo algo de privacidad porque sería muy fácil para otras personas ver desde lejos lo que estoy fotografiando.

La gran ventaja es que Sony usa el procesador de sus SLR para este modelo, lo que le da un desempeño muy veloz. El sistema de autoenfoque es el más rápido que he visto, logrando enfocar instantáneamente incluso en el extremo más lejano del zoom, además en modo de disparo continuo alcanza los dos cuadros por segundo, convirtiéndola en la líder. Un cambio pequeño pero bienvenido es que el zoom comienza en 31 mm (lo usual es alrededor de 35) lo que permite capturar un área más amplia. Creo que algunos defectos pueden arreglarse con una actualización de firmware pero es difícil saber si Sony lo hará. Me ha llamado la atención ver que en base a las especificaciones al desempeño de su antecesora, se había esperado que la H9 fuera lo mejor del año pero no ha resultado así. No puedo ser el único desilusionado.

¿Queda claro el problema? Por un megapixel, 3X adicionales (en realidad 1.25X) y algunas cosas que pocas veces usaría pierdo el dial de ajustes rápidos, el excelente rendimiento de energía y la calidad de imagen de la H5, además de la nada despreciable diferencia de precios. Existe la H7 que es lo mismo que la H9 pero sin el infrarrojo y con una pantalla más pequeña que no gira, no le veo el caso.

La H9 queda descartada de mis opciones, a pesar de su envidiable velocidad. Ya es irrelevante decir que aparte de todo su diseño no me gusta mucho.

Dejo un video en inglés sobre la H9, es largo. Recomiendo saltarse a la mitad para ver el poder del zoom y la velocidad de enfoque:

Canon PowerShot S5 IS

Canon S5 IS Canon PowerShot S5 IS

En serio ¿por qué los japoneses se saltan números de modelo? Nunca hubo una Canon S4 ni una Sony H6 pero en fin.

La serie S ha sufrido pocos cambios desde su introducción y la S3 fue una de las superzoom más populares así que Canon parece estar siguiendo la filosofía de “Si no está descompuesto, no lo arregles”, la S5 es prácticamente idéntica a su antecesora salvo por el salto de 6 a 8 megapixeles. El lente es exactamente el mismo, un zoom de 12X estabilizado que comienza en (los estándar pero quizá ya algo estrechos) 35 mm. A mi gusto esa fue una decisión muy conformista, desde principios de año se empezó a especular sobre los nuevos modelos, salió información de la H9 y la Olympus SP-550 UZ (sobre la cual hablaré a continuación) que ofrecerían zooms más allá de los 12X pero como es costumbre, Canon mantenía el más absoluto silencio. Cuando se dieron a conocer las características de la S5 no creo haber sido el único que encontró pocos motivos para emocionarse. Esta debe ser la última vez que Canon usa ese lente tanto por la presión de la competencia como porque los megapixeles adicionales hacen visibles algunos defectos en áreas de alto contraste. Aunque aún es competitivo ahora es claro que no lo será para la próxima generación.

No me malentiendan, la ausencia de cambios visibles es buena pues la S3 era para muchos la mejor de su clase, buen desempeño, buena vida de batería, excelente calidad de imagen de construcción y el mejor modo de video, pues los silenciosos motores permiten usar el zoom óptico y son las únicas con sonido estéreo. La S5 conserva la pantalla que gira sobre dos ejes, como las cámaras de video, e incrementa el tamaño a 2.5 pulgadas. Sigue usando 4 baterias AA y tarjetas SD. El lente ofrece el modo macro más extremo, permitiendo enfocar a una distancia de cero, es decir, puede enfocar objetos que estén directamente en contacto con el cristal (aunque en ese caso estarán a contraluz). El rendimiento y la velocidad son muy buenos pero es un poco más lenta que la S3, alcanzando 1.5 cuadros por segundo en vez de 2.1 a máxima resolución.

En el lado de los cambios buenos encontramos que la cuerda para el soporte del tripié ahora es de metal en vez de plástico y que se ha agregado una zapata para flash externo ¡gracias, Canon! Este último le agrega puntos y considero que la sube un poco de categoría pues agregando un flash más poderoso se una gana considerablemente en versatilidad, calidad de imagen y oportunidades de aprendizaje, aunque la inversión se haría más grande.

Considero la S5 IS como la superzoom más recomendable de esta generación, es un paquete muy bien balanceado y no creo que decepcione a nadie. Es la que debería comprar pero a la vez me resulta difícil encontrar algo emocionante en ella. En papel es tal vez la menos competitiva pero en realidad proporciona los mejores resultados y la mayor flexibilidad. Cuando fue anunciada muchos pensamos que Canon se estaba quedando atrás pero no ha sido así. Otra nota de importancia es que la S5 se introdujo al mercado muy recientemente y no ha tenido tiempo de bajar de precio ni dos dólares.

Olympus SP-550 UZ

Olympus SP 550 UZ Olympus SP 550 UZ zoom

Llegamos a una de las cámaras más controversiales que he visto. En los orígenes de las ultrazoom Olympus estuvo a la delantera, después siguió un periodo oscuro en que la marca no produjo ningún modelo particularmente interesante, principalmente por la falta de un lente estabilizado (con un aumento de 10X las vibraciones naturales de las manos son suficientes para hacer muy difícil encuadrar cualquier cosa). Al ver que Olympus en su línea de cámaras SLR ha preferido incluir estabilización en el sensor en vez de los lente (en general la estabilización se logra con un elemento “flotante” en el lente, que contrarresta el movimiento de las manos, a este método se le suele llamar estabilización “óptica” mientras que en la estabilización “mecánica” es el sensor el que se desplaza), no teníamos muchas esperanzas. Incluso el modelo anterior lanzado a mediados del año pasado, la SP-510, carecía por completo de estabilización, pero alcanzó un costo muy bajo que la hace atractiva incluso hoy. Así que parece que Olympus decidió que tenía que hacer algo radical para volver a ser relevante en el segmento y se lanzó a crear la SP-550. Seguramente los ejecutivos se reunieron y mandaron diseñar la superzoom más poderosa, sin preocuparse mucho por las limitaciones de la tecnología. El proyecto terminó dando origen a una cámara que ofrece todo lo que se pueda desear y, en papel, deja muy atrás a la competencia y rompe récords al ofrecer el primer zoom de 18X del mundo.

No es fácil hablar de la pobre SP-550 UZ porque al mencionar “18X” y seguir con la lista de características se crean expectativas muy altas. Sí, lo tiene todo, pero hay que leer la letra pequeña. Por ejemplo promete una velocidad de 15 cuadros por segundo pero esto no se logra a la resolución completa de 7 megapixeles sino que hay que reducirla a 1.2. Se alcanza ISO 5000 pero a 3 megapixeles. Se puede grabar video usando el estabilizador de imagen o el micrófono, hay que elegir solo uno de los dos (si se escoge el primero se corre el riesgo de que la cámara se sobrecaliente y se apage ¡bum! mi detector de chafez de bolsillo acaba de estallar) y varios detalles por el estilo. No sé si califique como desventaja pero obviamente toma tiempo extender el zoom y el lente es bastante largo.

Veamos primero lo malo. Esta cámara es algo lenta, esa es la queja principal. Se le suele atribuir al formato de memoria, la rara tarjeta XD, pero el sistema de autoenfoque también deja qué desear, particularmente en el extremo del zoom. Esto la hace muy poco recomendable para escenas de acción o para fotografiar la vida salvaje (¡hey! es divertido retratar ardillas). El modo contínuo permite 1.2 cuadros por segundo y el buffer se llena con solo tres imágenes, la competencia permite un número limitado únicamente por la capacidad de la tarjeta de memoria. El ajuste de blancos automático no es muy bueno pero afortunadamente esto se puede ajustar manualmente o arreglar en la computadora, la rosca para el soporte del tripié es de plástico e increíblemente el puerto no trabaja a velocidad USB 2.0. El modo de grabación de video no permite usar el zoom óptico a menos que se desactive el micrófono, repito esto porque la competencia sí lo permite, también ha habido quejas de que la calidad de audio no es muy buena. La pantalla no gira ni nada y aunque en general captura los colores con fidelidad, los tonos que tienden al rojo aparecen un poco descoloridos.

Sé que lo anterior bastaría para desanimar a mucha gente y son motivos muy válidos sin embargo para mi la verdad no resultan de mucha importancia. Son raras las ocasiones en que fotografío algo en movimiento así que la velocidad para mi no es determinante aunque creo que al contar con un zoom me gustaría experimentar con esto. Lo que sí me molesta es la cuerda de plástico, significa que lo mejor sería no usar mucho la cámara en mi cabeza panorámica o mi futuro riel estereoscópico por el riesgo de dañarla. El modo de video sí me decepciona, aunque no es algo que use con frecuencia definitivamente esta cámara no está a la altura de la competencia en esa área y perdería oportunidades que sí tendría con otros modelos.

Ahora vamos a lo que sí me gusta. Lo principal es sin duda el lente, no solo es de 18X (suficiente para revelar detalles imposibles de ver a simple vista y un paso más hacia mi ilusión personal: 24X) sino que comienza en 28 mm, esto es más amplio que la competencia y resulta útil para fotografías de grupos, interiores e incluso para panorámicas. Con estas cámaras es posible usar filtros y adaptadores para incrementar la cobertura angular, normalmente hay adaptadores de 0.7X para alcanzar una cobertura de 28 mm, con la Olympus no hay necesidad de ellos pero si se usa uno la cobertura se incrementa (suena contradictorio, lo sé) a 19 mm, una medida definitivamente panorámica. Normalmente se considera que la estabilización óptica es más efectiva que la mecánica pero en el caso de esta cámara trabaja muy bien la segunda. Permite guardar las imágenes en formato RAW, un tipo de archivo que no comprime ni procesa las fotos en ningún modo con el fin de obtener la mayor calidad posible posteriormente, la competencia no ofrece esta opción. También me interesan el modo continuo con exposición variable, que saca 5 imágenes en vez de las tres usuales y que es conveniente para HDR. El tiempo máximo de exposición alcanza la friolera de 8 minutos, contra los 15 segundos que se ofrecen normalmente además de que existe un modo para programar la cámara para sacar de dos a 99 fotos en intervalos de 1 a 99 minutos. El modo macro es bastante bueno, con una distancia mínima de enfoque de 1 cm y la calidad de imagen es muy buena, parece estar por debajo de la Canon S5 IS pero arriba de la Sony H9. Se dice que la calidad de construcción es excelente. El sistema de exposición automática de Olympus es legendario y este modelo no es la excepción.

Salvo el lente, todas esas son características que no se usan todos los días pero me agradaría mucho experimentar con ellas y aprender todo lo que fuera posible. Y hay algo más, esta me parece una de las superzooms con el diseño más elegante y atractivo en mucho tiempo. Esto radica en que es discreto, serio y ergonómico. He tenido la oportunidad de manejar la Sony H5, y las Olympus SP-510 y SP 350 cuya forma es bastante cómda, parecen pegarse mágicamente a la mano. La SP-550 mejora esos diseños anteriores de la marca y hace algunos ajustes para que los controles sean más accesibles. Una ventaja inesperada es que este modelo fue anunciado en enero y salió al mercado en febrero así que está ampliamente disponible (aunque no lo he visto en San Luis) y su costo se ha reducido casi USD $100 a comparación de los modelos de Sony y Canon.

Así que termino en donde empecé, la controversia de esta cámara. Hay algunos usuarios bastante frustrados con ella, seguramente porque se crearon muchas expectativas. Hay otros que la adoran. Los especialistas se muestran más escépticos y concluyen que si bien no es perfecta, es una alternativa interesante y suficientemente capaz. Yo la recomendaría aunque con reservas, principalmente por el problema de la velocidad. En realidad parece ser un poco más rápida que mi cámara actual y, aunque no creo notar la diferencia, me gustaría tener alguna ventaja en esa área. Me interesan mucho las opciones creativas que ofrece y el diseño me gusta bastante. Tiene la ventaja adicional de que con ese zoom de 18X no dudo que sería fácil venderla si no me satisface. Me inclino por ella.

Un video en inglés donde se muestra detalladamente este modelo:

Conclusion

Me ha faltado algo de tiempo para mencionar un par de alternativas adicionales pero estas son las más importantes del año. Se puede ver que aún no me decido totalmente. La verdad creo que lo más razonable sería elegir el mejor modelo del año pasado, la Sony H5. Ofrece lo mismo que la mejor de este año, la Canon S5 IS, salvo la zapata para flash, la pantalla que gira y un megapixel menos pero se consigue fácilmente y a un precio ya muy bajo, además la economía de la batería es muy buena. En vista de que la clave en esta categoría es el lente en sí, posicionaría la Olympus en segundo lugar pues la Sony H9 viene con muchos compromisos y aunque la Canon S5 IS es la opción más sólida, no tiene casi nada nuevo que ofrecer, mi consejo es definitivamente la H5 hasta que salga la S6 (o quizá se salten a la S7 o la S8, con los japoneses nunca se sabe).

Aquí hay un video en español en que se pone a prueba la Olympus SP 550 UZ (me da gusto escribir ese nombre tan largo por última vez) y la Sony H9, también está el comentario de ese curioso sitio.

Technorati Tags: , , , ,

La estandarización de la inteligencia

Mientras me encontraba en el baño del centro comercial escuché una conversación entre tres muchachos, en realidad no era una conversación era más algo así como simplemente seguir estando en contacto mediante bromas constantes pues al estar en los cubículos de los baños no se podían ver entre. No tenía nada especial ni nada de malo, se trataba de la tradicional carrilla y cotorreo (palabra que nunca me ha gustado usar) que no va para ningún lado en el que se hacen bromas sobre el momento con referencias a lo que podemos llamar la mitología privada del grupo en cuestión. Así pues uno de ellos podía comenzar hablando sobre los sonidos corporales que su compañero haría a continuación para terminar hablando de una mujer, luego otro tomaba su turno y así hasta el infinito. Este tipo de conversaciones son muy comunes entre los jóvenes pero lo que me llamó la atención fue que al no poder verlos y únicamente escuchar sus voces, me percaté de la enorme similitud con las de algunos amigos y conocidos. Por un instante me sonaron demasiado familiares, al punto de que creí ser capaz de identificar a dos de ellos en concreto y lo hubiera creído a no ser porque mis dos amigos muy difícilmente se encontrarían juntos en ese lugar y a esa hora.

Más adelante confirmaría que no se trataba de mis conocidos pero la situación me hizo darme cuenta de que de unos años para acá he notado que la manera de hablar se ha venido estandarizando, tal vez se ha vuelto demasiado similar. Ahora todo mundo usa exactamente las mismas expresiones, las mismas entonaciones y muy en particular los mismos insultos y lenguaje soez. Hace tiempo notaba ciertas diferencias según la edad y región del país pero ahora no. Esto se nota mucho al leer blogs, por ejemplo, o al conocer gente, en especial si es de la misma edad.

En parte es natural que exista un lenguaje común entre los jóvenes, pero no me refiero solo a eso. Los adultos de algunas generaciones para acá hablan exactamente igual y la situación va más allá, incluso hablan sobre los mismos temas. El ejemplo más sobado que se me ocurre sería una conversación trivial sobre futbol en la que sin duda hemos visto participar a personas de distintas edades, clases sociales y demás y sí, muchas veces quienes participan en esa plática usan exactamente las mismas frases y palabras.

¿A qué se debe? ¿De dónde vienen estas similitudes? Una explicación puede ser simplemente la cultura popular del país y fin, otra el hecho de que me esté desviando demasiado en mis observaciones a personas con las que convivo de manera diaria y muy directa, un grupo conformado en su mayoría por hombres jóvenes. Pero lo he visto en grupos con los que yo no convido directamente, como mencionaba con el caso de los blogs. Las temáticas son también muy parecidas y no sería difícil imaginarse que algo pudiera haber sido dicho por cualquiera, haciendo imposible identificar quien lo dijo aún tomando en cuenta el contexto.

Recuerdo que cuando estaba en la primaria cada uno de mis compañeros tenía una manera distinta de comportarse y hablar, cada uno era muy diferente. Con el tiempo las diferencias fueron desapareciendo y ahora hasta los compañeros de trabajo hablan igual. Otra cambio que he observado es que en un principio la manera vulgar de hablar se mantenía hasta cierto grado oculta de los padres y familiares pero conforme se va creciendo deja de serlo y se estandariza (algo así como ¿ah ya eres adulto? entonces tienes derecho a usar palabrotas), lo que me parece un detalle muy divertido.

¿Y a qué viene todo esto? Pues no lo sé exactamente, me puse a pensarlo porque en otros tiempos yo estaba acostumbrado a que cada persona que conocía tenía antecedentes e influencias muy distintos a los de los demás, habla diferente y se expresaba de otra manera. Al instante me daba cuenta de más o menos cuál era la forma más adecuada/cómoda de hablar y convivir con esa persona y me ajustaba a ella. Y, aunque en cierta medida sigue siendo así, la forma de expresarse y los temas de plática parecen haberse estandarizado. Lo bueno que le encuentro es que fácilmente se puede empezar a entrar en confianza pero siento mucha menos variedad. De ahí la idea o más que idea, sensación, de que la inteligencia/cultura se está “estandarizando”. Es algo extraño, como que se está perdiendo la identidad del individuo o algo así.

For the raza

Portada del DVD Ya tiene rato que salió este video de origen potosino, tardé en verlo y al final me dejó con impresiones mezcladas. Por un lado me da gusto ver que existen personas en San Luis  interesadas en darle mayor difusión al skate local pero por el otro, como me decía el Rolas, es algo extraño. Así que en lo que  decidía qué decir al respecto se me pasaron  tres o cuatro meses.

Si algo logra esta producción es mostrar algunos spots conocidos y otros no tanto, también se maneja un buen nivel en los trucos aunque se pudieron haber grabado con más cuidado. Y es todo lo que se me ocurre decir. Es un buen esfuerzo pero me quedé con ganas de más, recomendaría echarle un vistazo pero no agregarlo a la colección. y digo esto muy a mi pesar.

Acá hay más información de la premier a la que no fui porque ese dia estaba lloviendo.

Deconstruyendo El Observador

Acabo de ver un periódico religioso llamado “El Observador” que reparten unas personas de la parroquia local y dándole una ojeada muy a la ligera me encontré varias curiosidades.

Portada

Lo primero que llamó mi atención fue este artículo al final de la publicación porque me dieron ganas de leerlo al recordar algunas comunidades que conocí en mis vacaciones por la Huasteca Potosina. Se titula “Amigo de los pigmeos” y habla de un misionero que lucha porque los pigmeos no se extingan. Esto me recuerda algo que leí de algunas reservas naturales de Estados Unidos en donde se cierra la temporada de caza de ciertas especies y se vuelve a abrir cuando la población se ha restablecido, haciendo que algunos grupos se cuestionen si se está preservando la biodiversidad o nadamás usándola como entretenimiento y atractivo turístico. En mi opinión esto es similar a algunos grupos indígenas y comunidades autóctonas pues yo creo que a veces intetar preservar su modo de vida y costumbres intactas puede tener un costo muy alto y privar a esas personas de ciertas oportunidades. Pero eso es tema de otra discusión. Lo que me parece preocupante en la publicación religiosa es esta frase: “…los quiere de verdad porque, aunque son pequeños y de otra raza, está convencido…” O sea ¿cómo? ¿que no se ha luchado mucho para que no se hagan distinciones de “raza” en las personas? ¿Siquiera podemos hablar seriamente de que existen razas humanas? Como niños escogiendo un cachorrito en la tienda de animales. Y no solo eso, ese “aunque” habla de que la condición natural del pigmeo de ser pequeño y pertenecer a cierto grupo étnico son motivos para no quererlos. Vaya que esto está mal escrito.

¡Los pigmeos son otra raza!

Después me topé con lo que solo puedo denominar un autogol, un artículo titulado “Falta de profesionalidad en las páginas web diocesanas, concluye un estudio”. Creo que ahí mismo encontramos la explicación. Primero aprendan a hablar, luego a escribir y entonces sí ya vayan pensando en lecciones de diseño web, por Dios.

Falta de

La siguiente imagen se encuentra en las páginas centrales y parece una mala broma que no requiere más explicaciones. Hacía tiempo que no veía un chiste involuntario de este calibre.

El pobre no puede de otra manera, no sean crueles

Por favor, no se burlen de Nuestro Señor.

Finalmente hay algo que no es precisamente un error, solamente no está redactado con claridad y parece que dice lo contrario a lo que quiere decir: “Para ser mártir se debe haber fallecido por odio a la fe en Cristo y abrazando la cruz…” Se lo mostré a dos personas y ambas me dijeron que debía estar equivocado. No lo está, solo necesita ser menos confuso. Irónicamente se encuentra en un artículo que pretende aclarar las cosas…

Morir por odio a la fe

Y ya, eso fue lo que encontré nadamás echando un vistazo muy breve a las páginas del observador. No me quedaron ganas de volverlo a leer jamás. Tal vez, quizá, probablemente, puede ser que en el fondo las intenciones de las personas responsables de la publicación no sean malas, quién sabe, igual y a lo mejor hasta son buenas pero mientras sigan escribiendo así no tienen mucha credibilidad conmigo, lo siento.

Así que ya saben, si van a escribir algo léanlo dos veces antes de mandarlo a la imprenta, puede que sin querer estén diciendo guarradas.

¿Qué haría Jesús?

Acá también pueden ver las imágenes en tamaños originales para que vean que no miento.

Technorati Tags: , ,