Balazos

Yo iba saliendo de ver las tiendas de computación, tranquilamente. La ultima vez que vi el reloj marcaba las ocho de la noche, pasadas. Precisamente me iba porque ya estaban cerrando. Cuando llegue a Plaza de Fundadores, como traía audífonos, es posible que me haya dado cuenta un poco tarde porque al pasar frente al café La Parroquia y la entrada de la olvidada Plaza Guimevi pasaron dos muchachos corriendo hacia Plaza de Armas y noté que varias personas se habían detenido y miraban con curiosidad hacia Reforma. Me detuve y regresé unos pasos, con la intención de dirigirme hacia Obregón para saltarme el gentío que sin duda se formaría, independientemente de la razón. Acto seguido pasaron dos camionetas pick up de gran tamaño de la policía, llegaron por Obregon, dieron vuelta frente a Ipiña y, para asombro de todos los presentes, se metieron en sentido contrario en Carranza, dando vuelta a tal velocidad que hicieron saltar a más de uno. También llegaron varias motocicletas haciendo sonar una sirena pero cabe destacar que no llevaban ninguna marca de la policía ni de ningún lado y los motociclistas no portaban ningún uniforme. Raro. Entonces recordé la portada de un periódico que vi hoy en el camino al trabajo, dice algo así como “Violencia rompe la ilusión de la seguridad en San Luis Potosí” y pensé que irremediablemente habría balazos. Ni a donde huir, naturalmente crucé la calle para refugiarme tras las columnas del edificio Ipiña. Funcionarían sin importar de donde vinieran los disparos. Gente detenida, un contraste curioso siendo que hace unos instantes todo mundo caminaba como si nada y los pocos que se habían dado cuenta, corrían. Me detuve y miré hacia atrás. Nada. Seguí hacia Obregón, pensandoq que había exagerado y en realidad no pasaba fuera de lo normal, no demasiado fuera de lo normal. Al dar la vuelta vi que pasaba más gente corriendo, huyendo. No demasiadas personas pero era muy notorio. Entonces oí los balazos, sonidos fuertes y ligeramente más graves de como se escuchan en las películas, muy similares uno al otro, creo que eso es lo que hace que uno se de cuenta de que se trata de un arma de fuego. Los negocios ya estaban cerrados, con los empleados mirando por las ventanas. Un lugar muy inseguro si se disparaba un arma en la calle. Los del estacionamiento “público” se esforzaban por cerrar el portón. Seguí a Reforma, el tránsito vehicular estaba hecho un desastre y Carranza estaba cerrada, dos hombres que no eran de tránsito se empeñaban en hacer señas para agilizar el flujo de autos. Varias personas personas estaban en el camellón, junta a la fuente de las musas, mirando hacia Fundadores. Ahí estaban todos los policías y una bola de personas, era imposible ver que ocurría. Le pregunte a una señora sí sabía algo y solo dijo que había habido balazos. El señor de al lado me dijo que él pensó que estaban prendiendo el tradicional árbol navideño del Ayuntamiento y creía que habían sido fuegos artificiales. Estaba demasiado cerca y solo había pasado un par de minutos de que escuché los disparos, me fuí inmediatamente.

En el camino vi a una mujer esforzándose mucho en empujar una carreola, debió dejarla y echarse a correr con su bebé.

5 pensamientos en “Balazos

  1. =/

    Cuando el diablo bajo a Georgia buscando un alma
    que robarse ahí llego el de prisa como la
    brisa, a lo mejor un trato yo hago aquí, un
    violín escucho a lo lejos la nota se puso a
    seguir, encontrando a un chico tocando le dijo
    ¿Sabes lo que hago aquí?, yo creo
    que tu no sabes pero también toco el
    violín, si quieres jugamos a algo, yo soy
    el amo y estoy aquí, tocas bien muchacho,
    el diablo dice es mejor que tu, te apuesta su
    violín de oro contra tu alma y tu sangre
    azul, el chico dice yo soy Jonhi y jamás
    pecare, y me da pena decirte acepto el reto yo lo
    haré.

    Jonhi piensa como hacer para al diablo ganar, el
    día menos pensado los dos se batirán
    violín de oro y alma en juego cartas del
    terror, Jonhi sabes que tú eres el mejor.

    El diablo abrió su estuche y dijo yo
    empiezo este Show, había fuego en sus manos
    distintas eran daban terror, tocando a dúo
    con las cuerdas sonó el infierno como es y
    una banda de demonios aparecieron junto a el.

    Terminaste Diablo y ahora yo te dedico esta
    canción, boy a enseñarte un poco de
    [ Lyrics provided by http://www.mp3lyrics.org ]
    lo que siente mi corazón.

    Fíjense muchachos que el ya
    aprendió, fuego en la montaña sigue
    la función, el Diablo esta en la casa donde
    el asenso, tiene que saber que el Diablo ya
    perdió.

    El Diablo inmediatamente se los platico como fue
    bajo la cabeza y dijo caray Jonhi tocas bien, le
    entregaba el violín de oro cuando Jonhi
    contesto, aquí te espero demonio maldito
    siempre te ganare yo.

    Fíjense muchachos que el ya
    aprendió, fuego en la montaña sigue
    la función, el Diablo esta en la casa donde
    el asenso, tiene que saber que el Diablo ya
    perdió.

    Y así fue como comenzó la balacera…

  2. mmm, en realidad es una estrategia del mismo gobierno. Esa tal balacera fue porque según esto querían matar a un funcionario de gobierno. Pero, no fue así, se equivocaron de mono. Lo raro de todo es que lograron escapar los sicarios, el gobierno los ayudo a escapar, las dos bandas que se pelean por el area de San Luis para vender droga, son: El cartel del chapo y los famosos Zetas, estos dos grupos pelean a muerte el dominio sobre la ciudad. Pero, el gobierno no debe estar tan preocupado, ya que no puedo meter mano, y deja que ellos mismos se peleen, ya que si el gobierno metiera sus manos, es como si estuviera beneficiando a unos de los dos. Ya que uno tiene que ganar, finalmente el que gane se le decomisaran tarde o temprano paquetes de droga o dinero del mismo narco. Desde esos dias San Luis, ya no será el mismo. La población crece y la ciudad también, es sólo una metropoli mas del mundo, que padece de los mismos que caualquier otra ciudad de magnitudes medianas-grandes. Pronto habrá más, se los aseguro.

  3. Pingback: Breve comentario de “The kingdom” « Kurazaybo jom peich

  4. Que contraste entre el encendido del arbol navideño y el pánico de la gente, afortunadamente nunca he escuchado un balazo.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s