“los pocos que quedábamos en casa nos fuimos acocochando, como zarugos alrededor de un fuego”

Casciari es un escritor excéntrico, de eso no hay duda. Obsesivo, tal vez, pero tiene la extraña habilidad de hacer a sus escritos irresistibles, manteniendo al lector siempre sorprendido. Me agrada que, con su actitud un tanto cínica, llega a concluisones prácticas, sensatas, sin importar cuan absurdo pueda ser a veces el camino. Ya va para dos años que conocí su blog y ahora me topo con su último escrito (como bien dicen, a eso no se le puede llamar “post”) que me ha dejado pensando un rato. Me identifico mucho con lo que dice porque lo he visto pasar, desde hace años, con alguien de mi familia quien constantemente me hace preguntarme si está bien o mal aquello de las “anécdotas mejoradas”. Mejor definición no pudo haber, por cierto.

Así que extiendo una invitación a leer su relato “Los dos Rulfos“.

Kurazaybo en la página del ITESM SLP

Ya tiene rato que remodelaron la página del campus pero de todas formas creo que merece mención el hecho de que el ITESM haya usado una de mis fotografías para promocionarse en internet. Me pregunto cómo llegó ahí. Al menos es una de mis fotos favoritas, no tanto por la foto en sí sino por todo lo que tuve que hacer para sacarla, curiosamente en el proceso descubrí que está prohibido tomar este tipo de fotos en el Tec, lo cual encuentro doblemente irónico. Para los que quieran ver el interior del CDEE (ese edificio de forma tan caprichosa) acá una muestra.

ITESM KURAZAYBO

Me deslindo de toda responsabilidad por el uso que haga el Tec, solamente diré que no me molesta, aparte de que creo que todo mundo se imaginó desde un principio que esa foto terminaría así. Aunque esto me ha hecho ponerme a pensar en los derechos de autor y las licencias ya que, aunque no me molesta el uso en sí, sí me inquieta un poco el hecho de que se haya modificado (cortándola y mezclándola con otras imágenes) con fines comerciales. En fin.

The geek occupation

Estas últimas semanas he estado muy absorbido por el trabajo, en parte extraño las vacaciones de semana santa de la prepa, primaria y secundaria porque nos daban dos semanas. Durante la carrera, en el Tec, nos daban únicamente una. Ahora en el trabajo me van a dar tres días: el 17, debido al 18 de marzo y la costumbre/ley que hace que se recorran los días para evitar puentes (me sorprende haber escuchado a mucha gente decir que no tenía idea de por qué estaban dando ese día) y el jueves y viernes santo.

Recuerdo hace muchos años, cuando aún no vivía en San Luis, que venía con mi familia por estas fechas y siempre íbamos a los festejos de la tradicional procesión del silencio. El recuerdo más concreto que tengo al respecto es de unas cruces de cristal rellenas de un liquido fosforescente verde, si han venido aquí tal vez las recuerden. Cada año mis papás me compraban una. Aquí debo mencionar que desde que tengo memoria me han encantado los objetos, medios y tecnologías que existen para producir y utilizar la luz. Así que obviamente esa cruz era para mí un pequeño tesoro, irónicamente más por la ciencia detrás de ella que por la fé. Duraba como tres días antes de que la luz se extinguiera completamente y creo que después de eso la tirábamos o la perdíamos porque ninguna ha sobrevivido. En una ocasión superé mis miedos infantiles y, después de comprar la obligada cruz anual, le pregunté al señor cómo funcionaban, qué tenían dentro. Muy apresuradamente, incluso tartamudeando un poco dijo “es mercurio y luz fluorescente”, lo recuerdo con absoluta claridad. Jamás volví a comprarle nada y en los últimos años ya no he ido tanto y no recuerdo haber visto esas cruces. Voy a ir esta semana a ver si las encuentro.

En el trabajo hay un firewall que tiene previstos muchos trucos de nivel básico y medio de bypass. No he querido meterme con los avanzados por varios motivos, los principales son obviamente que no quiero meterme en problemas pero también un cuestionamiento que me hago respecto a que en primer lugar ignoro por qué tenemos internet. No es necesario en realidad para la gran mayoría de los que estamos ahí, con el acceso a emails por internet y el mensajero instantáneo de la empresa es suficiente, si acaso algunos necesitaríamos entrar a ciertas páginas de proveedores, muy contadas por cierto. Esto me ha llevado a varias cosas, principalmente a aplicar el siempre fiel truco del proxy por el puerto 80, a utilizar un daemon que te devuelve las páginas en jpg e incluso, durante un par de semanas que no tuve acceso a internet doméstico, a usar una máquina remota para las aplicaciones más frívolas (léase bajar cosas de rapidshare y megaupload). La experiencia ha sido extraña pero he aprendido mucho, he visto muchas cosas que no se pueden hacer y constantemente me he cuestionado sobre la necesidad de tener mi propio servidor con ciertos servicios montados para facilitar las cosas. Pero sobre todo me he puesto a pensar en lo mucho que he llegado a depender de ciertos servicios y sobre todo de cierta información actualizada. Porque estoy acostumbrado a consumir grandes cantidades de información. Hay personas que utilizan su tiempo frente a una computadora para chatear, para ver videos o fotos o descargar cosas pero definitivamente lo que yo más hago es leer y ha llegado a sorprenderme la cantidad de información que consumo y fuentes de información que consulto diariamente. Y que ya doy por hecho. Prácticamente el 100% de esa información la consulto por medio de RSS y aquí debo mencionar que estoy acostumbrado a usar un agregador que corre en mi máquina, nada de servicios web. He hallado muy difícil cambiar este hábito, de hecho me ha resultado imposible y he decidido correr mi cliente 24 horas al día, lo cual resulta en muchos sentidos inconveniente. Definitivamente estaría dispuesto a pagar por un servicio en web que garantizara guardar todos y cada uno de los artículos/items/posts de las fuentes a las que me suscribo. Esto para mí constituye una gran excepción a mi política de no pagar pagar por ningún servicio en internet. al parecer no existe así que posiblemente sería una oportunidad de negocio.

He estado usando ciertos servicios web últimamente: gmail (al que nunca le he encontrado el encanto, será porque no manejo cantidades masivas de correo fuera de la oficina), google reader, google notebook, twitter, otros agregadores y cosas que ya no recuerdo. No sé, tal vez esté chapado a la antigua pero no veo gran innovación. Ok, reformularé lo que dije, cada vez me es más difícil sorprenderme. Siempre veo oportunidad para más. A los agregadores RSS en web los siento lentos, a twitter lo siento demasiado limitado, principalmente en cuanto al manejo de links en los tweets. Gmail, bueno, digamos que por fin luego de como cuatro años ya por fin me siento cómodo en gmail, ya sé más o menos como se hacen las cosas. La búsqueda es más o menos mala. Yo utilizo gmail para mandarme información a mi mismo, links, fragmentos de texto, de ves en cuando archivos e imágenes. Además lo utilizo para consolidar mi correo y recibir ahí los mensajes de otras varias cuentas, entre ellas la de mi correo del ITESM que francamente ignoro por qué aún sigue funcionando. Y es difícil a veces encontrar los mensajes que yo mismo me envío, ya no digamos una cierta palabra o bit de información en particular. He estado usando Outlook en el trabajo y la verdad si se ha ganado mi respeto en muchos aspectos. El 2007 tiene una búsqueda bastante bastante interesante, no importa que a veces sea un resource hog. En el twitter pues me he quedado con ganas de conocer a más gente, la verdad no soy follower de muchos pero me gusta la interacción en masa en tiempo real y la persistencia de los pequeños mensajes/pensamientos. No sé, nunca he sido muy bueno para eso de las redes sociales. Por ahí causé cierta inconformidad por escribir en inglés exclusivamente, cosa que ya ha cambiado, realmente no comprendo por qué considerando que me consta que mis primeros followers entendían perfectamente el idioma. Yo estoy chapado a la antigua, estoy acostumbrado a leer el 90-98% de la información diaria en inglés. No tengo ninguna preferencia en particular por el idioma, solo creo que hace la información accesible a un mayor número de personas y que me hace pensar más lo que escribo. Ahora al escribir en español creo que ha sido inevitable un cambio en la temática y el tono pero en fin, dudo que eso trascienda de algún modo. Sería interesante tener a familiares en el twitter. Algo que me agrada es que hay mil mashups, programas y maneras de acceder a twitter y una cosa que me molesta particularmente es que realmente se ve muy débil en cuanto a lo que realmente ofrece y que no tiene una manera de hacer un reply a un twitt en particular. Muy extraño. Quizá lo deje en unos meses o al menos baje la frecuencia de mis updates.

También he estado jugando con Yahoo Pipes, se ve interesante y poderoso pero a veces hay cosas que no sé cómo hacer. Y aparte, como dije, no soy gran fan de las aplicaciones en web para agregar grandes cantidades de información. Cuando empecé a usar Twitter hice un pipe para seguir a todos mis contactos en el trabajo, sin embargo el delay era demasiado grande: entre que yahoo checa los posts de cada uno y mi agegador de escritorio consulta a yahoo… pero en fin, aun me sirve para seguir los tweets que se producen mientras no estoy frente a la computadora, un beneficio añadido que no había considerado. Ahora estaba pensando en suscribirme a varios webcomics que consulto con cierta regularidad. soy muy selectivo en cuanto a los feeds a los que me suscribo, creo que es algo a lo que te acstumbras cuando corres tu agregador todo el tiempo que estas frente a la computadora. Los feeds que quitan el tiempo porque contienen demasiado ruido, como Digg.com, no duran mucho. Los que no incluyen el contenido completo en el feed, depende de la frecuencia con que se actualicen. Si se actualizan muy seguido, no duran, si se actualizan de vez en cuando o un par de veces por semana, son tolerables. Los tradicionales sitios de confianza y fuentes de todo mi saber, como Arstechnica.com pues… tomo el feed únicamente como notificación y siempre termino consultando la página, principalmente por los comentarios. Puede decirse que estoy dispuesto a aceptar casi cualquier cosa viniendo de ellos. Pero volvamos a los webcomics. Hay algunos de los que soy muy fan y he leído todos y cada uno, otros solamente de vez en cuando pero cuando lo hago, me veo obligado a leer en batch todo lo que me he perdido. Así que decidí suscribirme a los feeds… ahora, para no hacer el cuento largo pues resulta que los webcomics no suelen tener feeds normales, no en un porcentaje cercano al 100% de las veces. Además pocos se actualizan diariamente, la mayoría solamente un cierto número de veces por semana. Aquí debo mencionar que algo que pasa cuando tienes un agregador de RSS corriendo todo el tiempo en tu escritorio es que te das cuenta que manejar mil fuentes de información que no se actualizan con frecuencia de varias veces por semana no tiene mucho sentido, sobre todo cuando se trata de contenido “destino”. Este concepto me lo tomo de las tiendas, una tienda “destino” es como el “ancla” en un centro comercial, aquella sucursal de una enorme cadena de almacenes. Sí, siempre habrá mil pequeños locales, tal vez incluso un cine, pero el wal mart/comercial mexicana por ejemplo siempre será el rey de la plaza y uno de los principales motivos por el que existe en primer lugar. Los sitios destino son webpages que no suelen llevarte a ningún otro lugar, tanto porque no suelen contener comentarios como porque no tienen links adicionales, mas que, en muchos casos, enlaces para venderte algo. Obviamente los webcomics suelen entrar en esa categoría, en muchos casos son personas que viven de esoo simplemente un webcomic no se presta para aportaciones y blogrolls. Otro punto es que los webcomics no suelen tener feeds normales, es decir, en muchos casos el feed oficial no incluye los comics en si! Incluyen un link y a veces, lo que es peor, los autores mezclan el feed de su blog con el del comic, algo a veces muy molesto para los que solo queremos ver el comic.

De modo que descubrí que hay gente que ofrece feeds alternativos o “bootleg”, corregidos, excluyendo lo que no queremos leer e incluyendo lo que sí. Es muy interesante y me dio la idea de agregar varios comics en un solo feed de modo que, si, adivinaron, hice un pipe de yahoo que agrega los comics que leo con más frecuencia. No son muchos y debo mencionar que no estoy seguro de Doonesbury (lo leía hace tiempo, como olvidar su parodia del Apple Newton) y que no incluyo a dos de los que soy fan: Garfield y Toothpastefordinner. El primero porque no ofrece un feed y no encontré ninguno, el segundo porque, por increíble que parezca, está deliberadamente en contra de los feeds y activamente solicita que los feeds no oficiales sean desactivados. Algo muy extraño en mi opinión. No Drew, hacer un bookmark para tu sitio y visitarlo diariamente no es igual de fácil y no tiene caso que mandes ahí, nunca, jamás voy a comprarte nada. De hecho, solo ocasionalmente me haces reír. Lo mejor de Toothpastefordinner es que ofrece muchísimo contenido, no su altísima calidad. Además, Drew, contestas de muy mal modo a los fans cuando mencionan el asunto. A ver que pasa con eso del Open Letter, dudo que lo tomes en cuenta. En fin, pueden ver el Pipe directamente y suscribirse al feed. de comics que he creado. Tal vez lo modifique en el futuro, agregando otros y removiendo a Doonesbury. Los comics que he incluido son:

XKCD – lo considero excelente en muchos niveles, por mucho mi favorito

Alberto Montt – me encantan sus dibujos y su humor blanco, en español. A veces puede ser algo tonto pero se le perdona

CTRL ALT DEL – gracioso

PENNY ARCADE – gracioso

Dilbert – lo he leído muy poco

Cyanide and happines – lo he leído mucho, creo que es humor negro.

Bunsen Comics -medianamente sofisticado, el único mexicano (creo que es mexicano, al menos está en español). Extraño malnacido.com pero no mucho. Va empezando y no va nada mal.

Sobre Toothpastefordinner creo que experimentaré un poco tratando de crear un feed, más por aprender que por otra cosa. Si logro algo que funcione sin supervisión humana (estoy cerca de lograr algo que solo requiere una revisión cada mes) lo agregaré y me tiene sin cuidado lo que opine Drew, el autor.

Otra cosa es que he estado experimentando con una nueva cámara, una que prometía ser capaz de casi todo pero con un compromiso: un objetivo algo estrecho para mis usos panorámicos. Y pues hoy la saqué a dar una vuelta al centro, el día no era muy bueno porque estaba medianamente nublado, ocasionando ese horrible problema de ajuste de blancos y pésima exposición en el cielo. Una pesadilla del color, pero bueno, he comprobado que si es capaz de casi todo, realmente no me veo con muchas otras cámaras logrando el tipo de retratos que muestro a continuación. El modo de video, aunque no es HD, tiene suficientes funciones como para permitirme grabar prácticamente todo lo que se me ocurra, abajo incluyo una muestra filmada por casualidad. Con los payasos hay que considerar que yo estaba a una distancia de mínimo 20 metros. Me dan ganas de ir a conciertos y eventos de skate y similares nada más para decir que le saqué provecho a mi cámara. Ya hablaré de sus características fotográficas más adelante, por ahora estoy bastante contento con ella, aunque podría pedir mejor desempeño en poca luz.

Payasos del centro

Payasos del centro

Payasos del centro

Payasos del centro

Algo que tal vez parezca que no tiene mucho que ver es que también manejo mucha información en papel, miles de páginas. Y se está volviendo problemático administrarlas. Estoy considerando la opción de escanear todo aunque realmente no tendría mucha aplicación más allá de construir un archivo extensivo.

Y bueno, creo que esto demuestra que las cosas que ocupan mi mente, que me quitan el tiempo, en realidad no suelen ser muy importantes ni tener propósitos humanísticos ni enriquecen a nadie de ninguna forma en particular. Pero es en muchos aspectos mi forma de vida, quizá la de toda una generación.

Insomnio

A continuación uno de mis antiguos ejercicios, un intento de cuento que escribí hace algunos años y ahora vuelvo a encontrar. Quizá se me hayan ido algunos errores.

Salir de la casa, caminar por la calle siendo ya de madrugada. Siempre lo hallé de alguna manera relajante. En realidad los ojos irritados son lo único que me molesta, aunque pueda parecer que el problema es más grande. No se cuánto tiempo llevo sin poder dormir, varias semanas, quizá ya un par de meses. Miento, son años. Es que se le va acumulando a uno un montón de cosas en la cabeza cuando en la vida le empieza a ir mal.

¿Cómo sucedió? Muy poco a poco.  Recuerdo que desde esos lejanos años de mi adolescencia había veces en que aquello de dormir  se me complicaba. Llegaba la noche, me acostaba en la cama y nada, el hada de los dulces sueños simplemente no se dignaba hacer su acto de magia. Maldita hada. Claro que hubo ocasiones en que la ausencia de dicha hada estuvo a mi favor: fiestas, viajes, noches de estudio y trabajo de horas extras, pero la mayor parte del tiempo estaba yo y mi soledad. Bueno, ni tanta soledad, ese insoportable no sé qué que logra hacer más largas las horas me hacía compañía con frecuencia. Lo único que me quedaba era levantarme e inventarme algo que hacer, tarea ardua y complicada que un sin fin de veces no me fue posible resolver. Primero me fui por las soluciones fáciles, después de todo el asunto no iba a pasar a mayores. Leer los clásicos de la literatura que llevaban años empolvándose en el librero, luego novelas policíacas y después darle un descanso a la lectura. Traté de buscar nuevas soluciones: recurrir a los audífonos y pasar las noches en vela escuchando toda clase de discos, tratar de hacer cualquier clase de ejercicio para acabar con el exceso de energía, salir al balcón a contemplar la tranquilidad de la noche y finalmente sentir la tentación de adentrarse en esa calma para dejar la casa furtivamente y emprender una caminata a altas horas de la noche. Sí, creo que así fue como empezó.

Claro que una persona que padece insomnio difícilmente es la única afectada. Y eso a pesar de las ojeras. Nunca falta alguien de la familia que se queje del más mínimo ruido que hace uno a mitad de la noche. El asunto fue empeorando, hasta que mi padre me dijo que cuando tuviera mi casa podría hacer lo que me diera la gana. En parte por eso estoy aquí, de madrugada, ya casi llegando al centro de la ciudad, porque nada es como lo cuentan. Crecí, me casé hace no sé cuántos años, hice mi vida. Pero no podría decir que estoy haciendo lo que me dé la gana. De alguna manera todo se complica, acabas siendo un extraño en tu propia casa, ya no formas parte de eso. Y bueno, yo siempre he creído que debemos de buscar nuestro propio destino.

Supongo que no hay respuestas fáciles, ya no digamos felices. A veces me pregunto a dónde se ha ido mi vida, todo. Por eso esta noche decidí que lo mejor era irme, dejar todos esos fracasos atrás y seguir adelante, sin necesidad de hacer maletas. A mi edad uno debe de poder hacerlo si quiere ¿no? bueno, tampoco soy ningún vejete, pero el tiempo no pasa en vano.

¿Realmente estoy a tiempo de empezar otra vez? ¿Y qué más da? Son de esas cosas que no te dejan dormir. ¿Dormir? ¿Para qué quiere uno dormir si tiene tanto de que preocuparse? No es la primera vez que pienso en irme, pero nunca había llegado tan lejos como para salir de la casa con la firme intención de no volver.

Antes de darme cuenta estoy abriendo en silencio la puerta de mi casa, caminando a la recámara sin hacer ruido. Me meto a la cama y una voz a mi lado dice “déjame dormir”. Lo haré, no cabe duda que no vivo para hacer lo que me de la gana. Supongo que está bien, después de todo, los ojos irritados son lo único que me molesta.