REC

Hola, que tal. Interrumpimos la no-transmisión de este blog para comunicar una nota de último minuto.

Todo comienza cuando fui, la semana pasada, a ver la (¿muy esperada?) película de los expedientes equis. Al salir del cine fui al baño, todo bien (aunque no había toallitas de papel, the horror), y cuando ya me iba, me topé con el póster de una película llamada así, “REC”, que tenía algo así como la imagen de un zombie ensangrentado y el círculo rojo, símbolo internacional de “grabar”. Leí un poco el cartel “corre, pero nunca dejes de grabar”. Creo que no decía eso exactamente. “Otra película estilo Blair Witch” pensé. Y para acabar, era española. Asco.

Y luego una copia vino a dar a mi escritorio. Me tomé el asunto con reticencia, la verdad eso de las películas estilo gonzo nunca me ha acabado de gustar. Puede que alguna vez haya sido una buena idea, hasta que lo arruinaron los reality shows. Y “Cloverfield”, maldita “Cloverfied”, estuvo muy tonta. Exageró con eso del “realismo”. Además cuando la cámara se mueve como loca, sin ton ni son, me mareo un poco. Y las imágenes salen borrosas y yo tengo un prejuicio: no me gustan las imágenes borrosas, me parecen descuidadas. Bueno, dos prejuicios. El movimiento caótico de la cámara no me parece ni bonito ni artístico ni interesante. Los cineastas deberían de aprender a Gans o a Fincher o Argento, con sus tomas estudiadísimas, su uso extensivo de las grúas mecanizadas y el control obsesivo del movimiento. Ideas mías.

Tengo yo la costumbre de ver los primeros diez minutos de cada película que pasa por mis manos. Quién sabe, si uno se deja llevar por los prejuicios tal vez se pierda de algo.  Anoche tenía tiempo, y en vez de ver diez minutos, decidí ver veinte. Para entonces ya estaba enganchado.

“REC” llega en un momento más o menos adecuado en que las películas de terror de alto presupuesto no tienen mucha presencia en la cartelera nacional. Además el público tiene buenas referencias del cine en español, cosa que viene más o menos desde “El laberinto del fauno”. También tiene que ver un poco “El orfanato”, película bastante respetable y que, en España, salío más o menos por la misma época que “REC”. Incluso puede estar jugando agún papel “Kilómetro 31”, pero no quisiera hablar de esa. No, ni por asomo. Ahora bien, es obvio desde el principio que se trata de una película de zombies. La campaña publicitaria no ha hecho nada por ocultarlo, cosa que se agradece. No hay nada peor que esperar una película de espantos y descubrir que era en realidad de zombies. Bueno, si hay algo peor: enterarse que salió una buena película de zombies y nos la perdimos.

La película retoma, por todos lados, muchos elementos tradicionales del subgénero de zombies. Desde lo clásico, que los protagonistas se encuentran repentinamente con una situación desconocida que resulta ser la llegada de los muertos vivientes (si hice referencia al título de alguna peícula con esa frase, que alguien me diga, fue sin querer), la aparición de fuerzas policiacas (que, lógicamente como es tradición, no podrán hacer mucho) y el “héroe en grupo”, particularmente importante en un ejercicio audiovisual de este tipo porque si no ¿quién se va a transformar en zombie en el momento más inoportuno?

La historia empieza con una reportera y su camárografo, filmando un reportaje en una estación de bomberos para el programa “Mientras usted duerme”. La noche está floja, obvio que todos esperan que haya un incendio porque sería lo más interesante para el programa pero nada de acción, la única llamada que llega es para ayudar a una anciana que se ha quedado encerrada en su departamento. Y ahí vamos. Es interesante que al camarógrafo nunca se le ve realmente, quizá en un esfuerzo enfático para poner al espectador en sus zapatos. Y ahí, al intentar ayudar a la viejecita, es cuando se va descubriendo el verdadero problema. Ante el desconcierto de todos, todos los accesos al edificio son bloqueados por el ejército sin explicación alguna y no se permite la salida de nadie, bajo ninguna circunstancia. El pánico se apodera de todos cuando se dan cuenta que están en cuarentena militar y el asunto se convierte en una cuestión de supervivencia.

Sencilla, modesta, al grano. “REC” constituye un esfuerzo concentrado, enfocado. Al principio sentí que estaba perdiendo un poco el tiempo con la introducción, muchas veces innecesaria en una historia de este tipo. Pero no, lo que pasa es que pertenece a la “reimaginación” de los zombies, es decir, a las películas en las que los muertos vivientes no son caracterizados como lentos y tontos comedores de cerebros, sino como portadores de una terrible enfermedad que han perdido a conciencia y el comportamiento humano. Al estilo de “28 days later”.

Sencilla, modesta y al grano, porque está filmada casi totamente dentro de un edificio de departamentos con la cámara sostenida a mano y transcurre en una sola noche, casi en tiempo real. No se pierde tiempo presentando mucho a los personajes y su circunstancia, me gusto que se es relativamente ambiguo a respecto y que a pesar de eso lo que se muestra es realista y tiene algunos detalles que despiertan una que otra sonrisa. Pasa lo que tiene que pasar y aún así logra sorprender, en ocasiones. Violencia, muertes (¿o debería decir “no muertes”?) brutales, transformaciones oportunísimas (o tal vez, todo lo contrario) y una ejecución francamente impecable, al principio llegué a creer que todo estaba coreografiado hasta el más mínimo detalle, hasta que me enteré que los directores, porque son dos, dejaron mucho a la suerte. Intensa hasta el útimo segundo. Y un buen final, adecuadísimo si bien no espectacular.

Mi única crítica podría ser que se insistió un poco de más en la resistencia de ciertas personas a los “medios”, pero bueno, tal vez si tenga mucho de cierto. La película se presta mucho para ser filmada en “planos” (en mi época se llamaban “tomas”) largas, y sí las hay aunque no es ninguna “Children of Men”. Le dan más realismo y ritmo. Ahora, hay dos cosas importantes que me gustaría señalar.

La primera es ¿”REC” asusta? y tendría que contestar, invariablemente, que un poquito sí. No creo que se trate de una película para hacer saltar al público, aunque si tiene algunos momentos muy efectivos para ese fin. Pero para empezar las películas de zombies no se tratan de eso precisamente. “REC” puede presentarse y venderse como una cinta de terror tal vez, tal vez el justificar de esa manera a los zombies ayude al propósito, incluso para permitir tomarse la licencia de presentarla como una cinta de terror un tanto inteligente, o más bien dicho, menos boba que el promedio. En ningún momento recurre a secuencia de suspenso predecible seguida de estruendo sonoro injustificado para asustar al espectador, y eso se agradece. Tal vez no sea genial, de hecho dudo que sea especialmente sobresaliente en algún aspecto en particular, pero puesta toda junta es buena, divertida, original y entretenida. Preguntémonos realmente si se necesita más. Por si se lo preguntan, las actuaciones son buenas, los efectos especiales, aceptables y terroríficos, aunque no se dejan ver mucho tiempo en pantalla. No se necesita revolucionar nada para hacer algo bueno, aunque aquí creo que si hay cierta innovación.

La otra cuestión tiene que ver con el final, cuando se revela el origen de los zombies. Esto es algo reativamente reciente, recordemos que el clásico de Romero no intenta siquiera darle explicación alguna. Pero es necesario, como ya mencioné, para darle ese toque de historia menos boba. Y la verdad que aquí “REC” se luce, no quiero dar más detalles pero basta con saber que el desenlace es (prepárense porque sé que muchos no esperaban esto) al más puro estilo de Silent Hill. Se nota la influencia, visualmente, conceptualmente, incluso en el delicado entrelazado con la cultura. Particularmente en la última imagen. Original y fresco. Da gusto que se dibuja al zombie consumado de una manera que nunca había visto yo antes, realmente decadente y terrible. Y muy peligroso.

“REC” me recuerda la época en que ver una historia de zombies, de horror o como quieran llamarle, no tenía por qué ser un placer culpable, cuando podíamos ver una historia sencilla, con cierta supensión de la incredulidad, sí, pero tampoco sintiéndonos tratados como estúpidos (“The ring”, te tengo en la mira) y hecha con pocos recursos pero mucha imaginación. Y después de verla quedarnos pensando “sería horrible que eso me pasara”. Yo siempre me pregunto ¿por qué no se puede hacer una película así en México?

Como nota adicional, me pareció interesante esta entrevista a los directores. También es interesante porque uno de ellos habla en catalán y es verdad lo que dicen “la primera vez que uno oye a alguien hablar en catalán, piensa que no escuchó bien”.

14 pensamientos en “REC

  1. me parecio muy buena pelicula, y lo mejor es que no dura tanto tiempo, se puede disfrutar muy bien… y el final es bueno tambien

    habra que esperar para ver que tan buena es la version de los “gringos”

  2. Futa, pues qué bueno que no duró tanto, acabo de verla en el cine y de haber durado unos 10 min más me hubiera guacareado por la cámara borracha. Pero aguanté, como los valientes😛

    Fuera de eso, está entretenida, logra espantar tantito.

    Pero que para la próxima la pasen primero por el deshaker, por lo que más quieran😛

  3. Si, las imagenes borrosas y la cámara temblorosa son malas, siempre y en todo lugar. Veo que he influido en tu vida nomás por postear jajaja.

    Por cierto, en algún lado leí que el desenlace se parece a el cuento “Cool Air” de Lovecraft y es un tanto cierto. Pueden leer el original acá http://www.dagonbytes.com/thelibrary/lovecraft/coolair.htm

    En español se llama “Aire Frío”. http://www.acanomas.com/Libros-Clasicos/47022/Aire-frio-(Howard-Phillips-Lovecraft).htm

  4. Pingback: Breve comentario de “The kingdom” « Kurazaybo jom peich

  5. Pingback: “Apocalipsis Z” de Manuel Loureiro « Kurazaybo jom peich

  6. Que por cierto, en la segunda parte aclaran que no son zombies… son “poseídos”. Bada-bing bada-bang bada-boom!

  7. y en 28 days latter y carriers no lo son tampoco, son “infectados”. La palabra con z dejo de usarse en las peliculas recientes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s