Odio el frío

Creo que solamente he hablado de esto con muy pocas personas pero es la verdad: me incomoda mucho el frío. Bueno, no es que me incomode exactamente, nadamás me hace sufrir.

Mucha gente suele sacar el tema cuando comienza la época de frío o de calor extremo y siempre dicen que les gusta más el frío, que es muy fácil ponerse el suéter y ya está, pero que con el calor es mucho más difícil la cosa. Puede que sea cierto. A los novios el frío no parece molestarles, al contrario, es el mejor pretexto para abrazarse y juguetear. Pero fuera de eso no he conocido a nadie que comparta mi disgusto con el frío y mi predilección por las temperaturas tropicales. Bueno, sí. Están los viejitos achacosos.

Dicen los expertos que este va a ser uno de los inviernos más crudos en décadas, aunque curiosamente también ha sido uno de los años más cálidos en muchos años. El caso es que el clima ha estado todo lleno de altibajos en la temperatura y sabrá Dios cuántos huracanes. Ha habido días en que no sé si salir a la calle con mi chamarra de pluma de ganso o no y varias veces que me he arrepentido al elegir cualquier alternativa.

Pero el caso es que yo odio el frío, odio las corrientes de aire helado que me toman desprevenido, odio tener que vivir con las ventanas cerradas para tener que evitarlas. Odio tener que salir de casa bien cubierto pero sobre todo, odio cuando se me empiezan a enfriar las piernas y se me congelan los pies, sobre todo a la hora de acostarse. He intentado de todo pero luchar contra el frío es librar una batalla que no se puede ganar. Las ventanas cerradas significan aire viciado y olor a encerrado, los calentadores eléctricos, un consumo injustificado de energía. Echarse dos o tres cobijas encima y otra doblada en cuatro nadamás para los pies es demasiado incómodo y convierte el dormir, que debería ser un placer, en un suplicio.

Generalmente, para mí, el clima me resulta un asunto de poco interés. De verdad que es difícil que a mi me incomoden los caprichos meteorológicos. No me incomoda la lluvia, aunque es verdad que el agua suele reforzar los peores olores de la ciudad. Siempre que hay una llovizna repentina me divierte ver a la gente corriendo por la calle buscando donde refugiarse, como si estuvieran huyendo del diablo. No es para tanto, me digo. Me resulta casi indiferente si el día está soleado o nublado, no influye en mi estado de ánimo ni deshace mis planes. Calor o frío da igual, la vida ofrece muchas cosas como para preocuparse por trivialidades. Al menos así pensaba hasta hace poco que el frío me impidió poder dormir en paz.

Yo prefiero el calor, vivir con clima tropical ofrece sin duda muchas recompensas. Nada tan bueno para el calor como sentarse un momento a la sombra y nada tan agradable como añadir a eso una bebida helada. Nada como poder andar todo el día y toda la noche con ropa ligera. Pocas cosas más agradables que ser sorprendido por una repentina brisa refrescante a la hora del bochorno. Y de verdad que una de las mejores cosas de la vida es una lluvia que te refresca en un día caluroso, en vez de congelarte y hacer que toda la gente ponga esa cara triste que ponen cuando se mojan en días nublados y lúgubres. Nada alegra el alma como ver el cielo lleno de núbes de cúmulo. ¿Existe algo más icónico que un chapuzón en la playa para representar la alegría y el bienestar?

Recuerdo una ocasión que me tocó pasar varias semanas en la Huasteca potosina, en un pequeño poblado perdido entre la vegetación. Fue una de las temporadas más alegres de mi vida por muchas razones pero algo que recuerdo bien es que las personas que iban conmigo no dejaban de quejarse del calor, del estar sudando y andar por ahí con la ropa pegada al cuerpo y la garganta reseca. Cuán incomprensible me resultó siempre su actitud, cuán ajena su incomodidad constante. Y cuántas ganas he tenido de volver.

Aún así no me había dado cuenta de que odio el frío, pensaba que sencillamente me gustaba el calor. Es hasta ahora, luego unos hermosos días templados, que veo que se habla de tormentas y huracanes y deseo que no llegue. Es hasta ahora, que veo el cielo gris y siento el viento frío, que  solo puedo pensar en lo mal que la voy a pasar. Tal vez no odio el frío sino que empiezo a temerle.

11 pensamientos en “Odio el frío

  1. pues… que decir… todos los climas son bonitos, mientras nada mas se les sufra un rato, tambien vivir en zonas de extremo calor es incomodo, te sientes abochornado no puedes salir a dar una caminata porque el sol te rostiza la piel y otras inconveniencias, los climas calidos y templados son los mejorcitos digo para vivir, no para vacacionar.

  2. Yo si amo el frio.. será por que tengo novio xD?

    Ya en serio.. amo el frio… por que en efecto el frio se quita abrigandote bien y el calor.. puedes estar desnudo y sentirte abochornado,sucio,sudado… wacala..!!

    El invierno es mi estación favorita…. amo el frio.. la gente abrigada caminando por la ciudad.. mientras esta se va llenando de luces navideñas…

    Que te puedo decir… si viviera en un lugar caluroso sería un calor humedo.. los calores secos no me gustan😦.

    Saludos…

  3. Pues a mi el calor de plano no me molesta. El frio nadamas no es lo mio. Hasta me gusta el sol quemante. El mejor clima es, a mi gusto, como el del DF: templado y siempre la misma temperatura durante casi todo el año.

    @Yuumei te imaginaras que mi estacion favorita es el verano.

  4. odio el frio tmb

    odio sentir frio tener que andar abrigada con mil sueters encima para no sentir frio no poder salir en las noches o en las tardes a caminar pq el frio simplemente no te deja lo odioooooooooooooooooooooooooooo
    estar en tu casa pegada a un calenton sufrir cuando sales del baño y no kererte mojar por ningun motivo :S:s
    odiooooooooooo eso yo si comparto contigo ese odio

    ami me gusta el calor amo el calor lo calido andar por la vida con ropa ligera bañarte muchas veces y asi refrescarte tomar bebidas heladas sentir el sol lo caliente eso me gusta

    y odiooooooooooo el friooooooooooo

  5. No se donde vives, pero yo vivo en una area tropical, aqui la temperatura promedio es de 37 grados Celcius desde enero hasta octubre, ( que empieza el friito) aqui no es de que hoy hizo calor y ya mañana normal, NO!!! es calor de 37 ayer, de 37 hoy y de 37 mañana y de 40 2 veces a la semana, ademas el calor no es en una hora especifica, el calor es desde que te levantas hasta que te duermes!!!! duermes sudando, con el ventilador ( cantando su sonoro y ruidoso aleteo ) toda la noche y el dia siguiente!!!! te levantas pegajoso, no puedes dormir en cama por que da mas calor!!!!! , ademas! , la sombra no es suficiente por que el aire caliuente de las calles, te reseca los labios, te reseca la boca te, da bochornos, y si vas en carretera tienes que cerrar la ventanilla de modo que o prendes el clima o te mueres de calor dentro (porque facilmente te puedo asegurar que llega a los 45 dentro del auto) Eso es un dia normal de primavera aca en mi tierra, cuando hay dias de calor como en 45 o 47 grados! que es muy normal, no hay donde escaparse ni el clima es suficiente, siendo que una vez que sales del clima, te sientes en el infierno!!! (algunos prefieren evitar el clima por la terrible sensacion que se siente al salir! es cierto conosco varias gente que lo evitan y se mueren de calor) etc… en estos lugares de calor, no hay gente guera! la gente guera en 2 semanas deja de ser guera!, todos estan quemados, sudorosos y polvosos, pues el calor quita la humedad de la tierra y los autos levantan mucho polvo y arena, los peores dias son cuando llueve (entre los meses que mensione, y que es rarisimo que llueva) todos se lamentan por la lluvia!!! por una muy buena razon, al dia siguiente va a ver mosquitos, !!! de modo que al dia siguiente que no llueve y que regresa el mismo calor infernal, te encuentras con que fuera de tu casa hay como 100 mosquitos esperantode, (dejando atras otros 100 dentro de tu casa) tienes que cuidar que no se metan a tu casa asi que hay que cerra las ventanas, y como las ventanas son de vidrio aunmentan el maldito calor y lo conservan durante la noche, de modo que adentro de la casa hay mas calor que afuera!!! y yo vivo en la ciudad, pobres los que viven en el campo que no tienen para conectar un clima, menos para comprarlo, y asi es en mi tierra durante 5 o 6 o 7 meses al año (depende), los otros meses es pura lluvia (que agradesco a dios)con muchos mosquitos, e inundaciones!!!!, bueno yo prefiero el frio!

  6. para la que dice que le gusta salir cuando hace calorcito, la invito a mi tierra a que salga cuando hay sol, el sol pica tan fuerte que no te da ganas ni de salir a comprar a la tienda de la esquina (es cierto no exagero, es la verdad!) y eso que yo he vivido aqui toda mi vida!

  7. por otro lado aca cuando llueve en dias de calor, las banquetas de tan calientes evaporan el agua y se ciente de tanto en tanto mientras caminas un vapor horrioble que te pega en la cara!!!! es cierto, no solo incompda y
    levanta el calor (es decir, levanta la humedad caliente (asi se dice en mi tierra” levanta el calor”) si no que te mojas los pantalones por que hay nuchos charcos y el polvo que antes levantava el carro se vuelven charcos de lodo… asi puedo seguir hablando de las maravillas de mi tierra, que hermosa es la villa mas hermosa del mundo

  8. puff!! yo vivo por así decirlo en dos lugares (cuestiones personales XD) uno frío (nublado,muchos abrigos,granizou.u) y uno tropical (isla, playita, palmeras, agua de coco bien fría ) y la verdad que prefiero la playitaaa aaa calorsitooo rico >…< ni siquiera poder lucir mi ropa xD siempre con chamarraaa, ni ganas me dan de salir, cuando quiero hacer ejercicio no es igual jajaja no lo disfruto tanto u.U.

  9. Mira nomás. Me vengo a enterar apenas de que hay más personas que prefieren el calor al frío.

    Eso hace muchas veces que extrañe Coatza. Pero pos qué le hace uno.

  10. Pingback: Mi espacio « El Plan de San Luis

  11. Yo también pensé que sólo yo odiaba el frío, lo digo por muchas razones ya expresadas, pero la que más me hace odiarlo es cuando tengo mis pies sumamente congelaaaados, no los puedo calentar con nada, salgo a la calle, voy a la escuela, en mi casa, siempre los tengo helados, me resulta muy difícil calentarlos. Yo soy originario de un lugar tropical(mazatlan,Sin.),toda mi vida me la pase pensando que era moreno, pero después de mudarnos a cd. Juarez, y vivir mi primer invierno, después de unos meses mi color cambió radicalmente, debo aclarar que en verano acá en juarez hace también un calor espantoso por ser zona desértica, pero el invierno es espeluznante jejeje, así es que aquí sufro en cualquier temporada, en otoño se vienen unos vientos muy molestos, incluso para los carros por no ser visibles las calles de tanto polvo, y pienso que esta ciudad es una de las más incómodas para vivir, por eso prefiero el calor trópical, te extraño mi mazatlan.:(

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s