#lunesFAIL

En la madrugada tuve un sueño extraño, de esos que no estás seguro de estar despierto o dormido todavía porque son demasiado vívidos y todo transcurre en un ambiente demasiado inmediato y familiar. Estaba en la cama, recién despertando porque tenía necesidad de ir al baño. Hacía frío y estaba muy oscuro (el hecho de que en mi cuarto tenga cortinas extra gruesas no ayuda mucho). Por suerte siempre tengo en mi mesita de noche un grupo de linternas de mano (muy útiles en apagones además soy coleccionista) de las cuales se supone al menos cuatro son siempre funcionales. Ninguna encendió. No lo hizo la confiable Garrity de goma (hey, viene garantizada de por vida), no funcionó la Energizer fluorescente, tampoco la Mini Handy de SLI y la Husky no corrió con mejor suerte. Busqué a tientas otra alternativa pero no encontré nada, bastante extraño y, en medio del desconcierto, me desperté. Resultó que se trataba de un sueño aunque en la vida real sí tenía que ir al baño. FAIL

Luego de la jornada laboral venía alegre en mi carro de regreso a caso cuando en un crucero de una calle secundaria venida a menos, un Tsuru se “asomó” y se detuvo para cederme el paso. Noté claramente que el conductor establecía contacto visual conmigo y tranquilamente seguí adelante. Habrían pasado unos cuatro segundos, estaba yo como a un metro de distancia del Tsuru cuando, de la nada, un conductor que andaba distraído (me gusta pensar que estaba distraído, lo prefiero a creer que tuvo un infarto súbito o algo asi) choca a velocidad media al Tsuru por detrás, proyectándolo hacia adelante, hacia… mí. FAIL. Si alguna vez he estado en una situación REALMENTE inesperada creo que fue esa. Quizá había todavía tiempo de frenar, no lo sé, instintivamente di un volantazo en dirección opuesta. Afortunadamente nadie iba a alta velocidad. Seguí mi camino como si nada, viendo por el retrovisor como el conductor del Tsuru se baja fúrico. Por un momento me pregunté si debía bajarme a verificar mi teoria del infarto repentino pero seguí adelante, dándola por absurda. Unos metros después sentí el rush del susto, totalmente injustificado, claro está, pero igualmente me afectó.  Llegué a la casa sintiendome raro.FAIL.

Supongo que la moraleja es siempre usar el cinturon de seguridad y tener los frenos a punto. Ah, y mantengan cargadas sus baterias.

3 pensamientos en “#lunesFAIL

  1. Hablando de sueños, del domingo al lunes dormí tardísimo. Me desvelé y no pude dormir del todo bien, sentía que estaba despierto todo el tiempo y a la mañana siguiente no me sentí cansado como debería.

    Mi teoría es que “soñé” que no podía dormir y que daba vueltas en la cama.

    Ah, el primer accidente de tráfico siempre es el peor. Suerte y que bueno que en esta ocasión te salvaste.

  2. pues gracias, no fue en sí el primer accidente pero si el primero en el que me iban a arrastras sin previo aviso de ningun tipo =s

  3. Pingback: Un dia muy especial « Kurazaybo jom peich

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s