Todo ese sinsentido del iPhone

2

Esta iba a ser una entrada larga, objetiva y muy bien documentada de todo lo que ha pasado desde que cierto blog publico cierta informacion, imagenes y video de cierto telefono/prototipo pero el escándalo llegó a tal grado que me puso los nervios de punta. Me parece que todo empezó el sábado, para el domingo medio mundo estaba especulando acerca de la veracidad de la noticia y para la noche de ese dia y el amanecer del lunes ya se hablaba de la “creciente” plausibilidad de los detalles.

Y bueno, está bien, es comprensible. Los productos de esa empresa suelen llamar mucho la atención de los medios y los usuarios de internet. Pero en algún momento el flujo de información al respecto realmente me comenzó a parecer excesivo, como con el lanzamiento de ese otro producto. Solo que esta vez no solo era excesivo en cantidad, sino en exageración, absurdos y opiniones desinformadas que no van para ningún lado. El blog que publicó la nota original cerró los comentarios por “exceso de tráfico” aunque claro que se cree que tuvo mucho que ver la naturaleza inflamatoria de los comentarios que estaban recibiendo y cuestiones por el estilo. Entonces la nota interfirió con un blog de automovilismo de la misma empresa y esa fue para mi la gota que derramo el vaso.

Luego vino el aftermath, la supuesta historia de como fue encontrado tan polémico e invaluable objeto. Y la controversia creció, ahora el teléfono en si no era el tema de moda sino la falta de ética y responsabilidad por parte de los escritores al revelar información “personal” como cuentas de twitter, flickr y facebook del despistado empleado que supuestamente extravió el aparato, reforzado por otras acciones de el(los) ahora repudiado(s) autore(s) del blog.

Ahí es donde para mi todo se vuelve incomprensible: dicen que no se debieron revelar esos datos, que ahora han condenado al pobre empleado a perder su trabajo, que su carrera estará arruinada y etcétera etcétera. En breve, el infierno en vida para el pobre hombre. Y todo por culpa de gente sin escrúpulos que no sabe hacer periodismo de verdad. Aparte de todo se pone en cuestión la legalidad de las acciones tomadas por la empresa responsable de la publicación de todo el paquete, y ahora hay gente citando el código penal de California y cosas igual de jaladas de los pelos.

Ahora bien, el fabricante del multimentado teléfono es una compañía que se caracteriza (y pavonea) del secretismo con que maneja su negocio. Ya saben, como la CIA y la mafia aunque aclaro que no estoy implicando nada, al contrario, cualquier similitud es pura coincidencia.

Les voy a contar mi punto de vista:

Por un lado la teoría de la gran conspiración nos dice que detrás del más mínimo movimiento hay siempre una gran conspiración. Aquí entra la teoría de que todo ha sido un stunt publicitario orquestado por el fabricante del celular en coordinación con el blog. Esta teoría no es interesante, embarra a todos de mierda y nos hace quedar como estúpidos por haber caído en el juego maligno de la mercadotecnia, por eso no le vamos a prestar atención (esa es la actitud con la que muchos están manejando esta idea).

Por otro lado, puede que el aparato haya salido a la luz de forma no intencionada. Esto abre las puertas a:

a) El robo. Es decir, la infamia.
a.1) La teoría de que el blog ofreció una “compensación” por la máquina. Ya alguna vez el blog ofreció un pago por información de ese otro producto (sorry, no link).
b) La pérdida accidental. Como se ha alegado desde un principio.

En el caso del robo… llamémosle “crimen” para que tenga mas resonancia, se ha citado como fuente de información a cierto blogger de opinión que se asume está “conectado” al fabricante. ¿De qué manera está conectado? No se sabe por que es secreto pero el dude tiene credibilidad. OK. En ese caso creo que la mayoría estaremos de acuerdo en que eso no se hace y está mal y bla bla.

Lo de la pérdida accidental es lo que a mí me llama la atención. El blog que desató la controversia dice que así fue como sucedieron las cosas y hasta el momento nadie lo ha desmentido (puede pasar en el futuro). Yo creo que es probable puesto que ya ha sucedido antes, aunque eso puede apoyar la teoría del robo.

Pero quedémonos un momento con la pérdida accidental ¿no era una empresa caracterizada por sus estrictas medidas de seguridad y secretismo? En este caso tendríamos que responder que no. Nada parece indicar que el empleado que ha quedado enredado en todo esto haya tenido el teléfono encadenado a su muñeca o que se le haya caido de un camión blindado de transporte de valores. Aquí entra otra idea que se está manejando en la blogósfera: que el CEO de la empresa, nuestro querido tío de lentes quien se toma el secretismo y la perfección muy en serio se está tomando esto personal, que casi le da un paro cardiaco al enterarse de que le han traicionado sus umpa lumpas, ha estallado en ira y se encargará personalmente de hacerle la vida imposible al empleado que causó la filtración de ectoplasma infromación de manera (supuestamente) indirecta. Acepto que el CEO tiene fama de hacerse cargo de los detalles de manera personal, cosa que no es tan rara y ya lo han hecho Enzo Ferrari o Calvin Klein en su momento.

Pero vamos, si yo fuera el CEO y dejara en manos de un empleado mi celadísimo teléfono-no-listo-para-que-lo-vean-los-mortales en condiciones de seguridad tan laxas como para que lo llevara de noche a un bar, con su cuenta de facebook configurada y shalala… la verdad yo lo despediría si no lo pierde, no al revés. Todo es una receta para el desastre. Los que nos tomamos en serio el negocio no dejamos al azar el transporte de nuestros valores, hacemos como en como ese libro de Harry Potter en que hay que llevar al maguito de un lado a otro pero el mal está al acecho mas cerca que nunca. Entonces 6 personas toman la poción que les da el aspecto de Harry y parten al mismo tiempo en rutas distintas y redundantes, nomás para despistar. Solo que en vez de magos volando en escobas serían transportes blindados escoltados por un escuadrón. Y mientras tanto, discretamente el paquete valioso irremplazable es enviado de otra manera, por ejemplo una paloma mensajera. Nomás por despistar.

A lo que voy es que obviamente si un empleado puede tan plácidamente andar por ahí con algo tan valioso sólo hay de dos sopas: o somos unos idiotas con la seguridad más ridícula del mundo, o confiamos. Confiamos en el empleado, confiamos en que el camuflaje-funda del teléfono lo vuelva indetectable y confiamos en Dios y nos encomendamos a todos los santos para que nadie nos descubra.

Obviemos la cuestión de que no mucho sentido que un empleado ande por ahí probando un celular en desarrollo con sus datos personales y toda la cosa. Ese tipo de pruebas se hacen en laboratorio, donde se pueden controlar las variables. O si es inevitable salir al mundo real se hace discretamente en una camioneta sin ventanas, donde realmente se puede medir algo y cargar con los instrumentos necesarios.

Entonces nos quedamos con que el empleado es alguien de confianza para la empresa, seguramente alguien cercano al mismísimo CEO, quien obviamente no le despedirá porque sin duda aporta algo muy valioso a la compañia y a la vez la compañía ha invertido mucho en el.

¿Van entendiendo lo que les quiero decir? Todo este escándalo es absurdo y no está basado más que en especulaciones. A mi modo de ver el perjudicado es el blog y su reputación, que de hecho ya no era muy buena y menos en vista de las reacciones que tuvieron después. Yo no los culpo por correr tras el dinero de la noticia. Si no eran ellos, otros hubieran destapado el asunto y alegan que intentaron devolver el aparato, para lo cual no creo que la empresa tenga una estrategia establecida. Todo eso a pesar de que tienen fama de cazar a los traidores. Como información adicional a los que siguen lanzando lodo al blog por su comportamiento poco ético, todo el tiempo se filtran fotos e información de nuevos coches, no hay que ir muy lejos para ver publicadas intromisiones a la vida privada de los famosos y ya existe un precente de fuertes fugas de información de la empresa. Bueno, dos o más. Ya hasta habian perdido otro teléfono y algún pobre diablo perdió su vida. No es para tanto, de veras. Aunque reconozco que por lo menos alguien supo exprimir hasta el último centavo de su “noticia”.

El resto del mundo seguirá haciendo su trabajo. Ahora déjenme seguir con el mío ok?

*Nota al margen: la foto es de la WWDC 2005 cuando el CEO admitió que la información filtrada era verdad. No se a cuantas personas habrán despedido por ese pecado pero debieron ser miles. Tampoco sé quien tomó la foto o si es CC o con derechos reservados, sorry.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s