La gran teoría del bang

Empecé con esto de las laptops en mi primer semestre de carrera, con bastante escepticismo. Nunca había tenido una computadora para uso exclusivamente personal y aún tenía yo ese prejuicio tan común de que una computadora todo en uno (y por ende todas las portátiles) son injustificadamente caras y demasiado limitadas por naturaleza. Prejucicio que, he comprobado más de una vez, suelen tener los entusiastas de la computación que no han trabajado de manera cotidiana en una laptop.

Mi familia adquirió la máquina con cierta desconfianza, temiendo que fuera a ser robada o se descompusiera o alguna tragedia por el estilo que ocasionara que dejara de ser usable antes de terminar de pagarla. En aquel entonces las redes inalámbricas apenas empezaban a ser comunes y de uso corriente, yo prefería la red alambrada y veía las tarjetas WiFi únicamente como otro posible punto de falla. Tuvimos tres finalistas: una Acer, una IBM (sí, todavía no vendían la marca a los chinos cuando yo empecé la carrera) y otra marca que no recuerdo. La Acer era la única que tenía WiFi integrado por lo que yo me inclinaba por la IBM, más que nada por la reputación de durabilidad que tenía en aquel entonces. Al final la decisión no dependió de ningún criterio tan peregrino sino de algo más pragmático: quién nos aprobaba el crédito. A la semana llegó la máquina Acer.

Mi primera impresión no fue muy buena: la carcasa era muy flexible y me preocupaba su resistencia. Yo nunca había trabajado con máquinas de marca, caja blanca era lo que acostumbraba y no sabía que esperar. Para no hacer el cuento largo, la máquina si tuvo sus detalles pero al día hoy todavía funciona. Fui el único de mis compañeros que usó la misma laptop toda la carrera. Luego de eso adquirí una Dell C640 de segunda mano que era más rápida pero igual de vieja que la Acer.

Ambas máquinas me dejaron con una lista de quejas:

  • Los puertos USB 2.0 son indispensables; contar con un solo par no es suficiente
  • Una resolución de 1024 x 768 es poco
  • Ninguna tenía quemador de DVD
  • 512 mb de RAM quizá estaban bien en 2002 pero ahora son una broma
  • Windows XP es obsoleto
  • 40gb de disco duro son pocos, lleno más que eso solamente de música
  • El plástico es frágil, es mejor una carcasa de metal (que la Acer si tenía)

Algunas características que me daban curiosidad pero no necesitaba realmente eran Bluetooth y una pantalla de mas de 14 pulgadas. Con el tiempo adquirí una máquina de características bastante esotéricas (en cierto sentido, porque eran justamente las que había querido por separado alguna vez, no porque sean particularmente poderosas), principalmente un procesador Dothan de 2.o GHZ y una pantalla de 1400 x 1050 que me parece una resolución perfecta para trabajar con fotos y ver video en 720p. Completan el paquete cuatro puertos USB y una tapa metálica en la pantalla. Estuve muy contento con ella por más de dos años. En una ocasión se dañó la tarjeta madre y como afortunadamente aún contaba con garantía, no hubo mayor problema. ¿Ya mencioné que estaba muy cómodo con ella?

Hace dos fines de semana mientras veía una película, se apagó repentinamente. Pensé que se había sobrecalentado por el clima tan caluroso y por llevar todo el día encendida pero resultó que se había dañado fatalmente. Mientras tanto estuve usando la vieja Dell… que hace unos días empezó a reiniciarse. Tiene dañadas las ranuras de la RAM. Ninguna de mis laptops tiene arreglo.

Ahora, reparar la que tiene mis características preferidas puede costar si acaso un par de miles de pesos y no dudo que tenga cierto sentido. Después de todo me basta para lo que la uso y me gusta mucho. Pero como se trato de un equipo viejo pues las refacciones van a ser usadas y siento que es ponerle dinero bueno al malo. ¿Qué hacer?

Creo que es buen momento para evaluar la posibilidad de comprar una nueva. Por eso me puse a revisar las tendencias actuales y los usos que yo le doy. Antes de que sugieran que me compre una máquina de escritorio y se acabó (lo cual tiene mucho sentido desde el punto de vista económico) quiero mencionar que de hecho ya cuento con una pero sencillamente por su tamaño y por su naturaleza misma, no la uso tanto. Simplemente no me resulta tan cómodo. Pero veamos:

  • Pantallas anchas: hoy día hasta las computadoras de negocios y los microondas tienen pantallas anchas. A mi me resulta indiferente. Si veo muchas películas y series pero también trabajo con fotos y la verdad la limitante es la resolución vertical.
  • Alta definición: si bien he quedado encantado al trabajar en un monitor de 1600×1200, mi opinión al respecto es muy similar a la de XKCD. HD ha llegado a significar 1920 x 1080 y a mi gusto solamente vino a quitarnos 120 pixeles verticales. Yo no veo Blue Ray ni video en 1080p pero me gustaría contar con la mayor resolución posible.
  • HDMI: no tengo pantallas planas y no creo tener una en muchos años, pero hoy están en todas partes. No es un requisito para mí, me es indiferente aunque me da gusto que el DVI ya no ande rondando por ahí. Prácticamente todas las laptops traen el puerto.
  • Blue Ray: no podría importarme menos, aunque la calidad de imagen en una buena pantalla sí es muy elevada.
  • Webcam: tengo como tres en un cajón, no las he usado en años. Preferiría ahorrarme los $60 que le cuesta al fabricante ponerle esa cosa pero creo que ya es de ley así que me resigno. Imagino que tendré horas de diversión en chatroulette…
  • Multitouch: pues me gusta la idea de hacer scrolling al deslizar dos dedos por el touchpad y dar click derecho al tocar una zona específica pero todo eso de hacer zoom y demás funciones mágicas francamente no me interesan. Alegremente lo cambio por un trackpoint o (mi sueño guajiro) una ruedita para scrollear
  • Pantallas con multitouch o 3D: eso no lo había tomado en cuenta pero lo acabo de ver en cierto almacén de prestigio. Simplemente no. Aunque me incluyan los lentes 3D.
  • Firewire/IEEE 1394: una tecnología que parece estar desapareciendo. Aunque es buena ya son contadísimos los dispositivos que lo utilizan, larga vida al USB 2.0
  • eSATA: anótenlo entre las cosas que me muero por probar. Me encanta la idea de esos puertos combo USB/eSATA y ya cuento con un disco duro que tiene la conexión. Preferiría contar con el.
  • GPU/tarjeta de gráficos: ah, la eterna fijación de los geeks y una de las preguntas más frecuentes que hacen mis amigos cuando alguno se compra nueva máquina. Yo no lo uso, no juego videojuegos ni hago diseño en 3D ni nada por el estilo. No puedo recordar la última vez que me hicieron falta más de 32 MB de video, y eso que terminé muy alegremente Half Life 2. Lo único que veo en mi futuro por lo que podría desear contar con gráficos se llama Star Craft 2 (no creo que pida menos de 256 MB de video) y nada más. Sé que es bueno contar con una buena tarjeta pero francamente no le sacaría provecho. Y los gráficos de intel ya aceleran el video HD y toda la cosa así que aunque yo recomiende a los demás preferir lo último de nVidia, no tiene sentido para mí.
  • Procesadores con 2, 4 ó 6 núcleos: mi conclusión es muy similar a la del punto anterior. Sí trabajo ocasionalmente con video y tengo muchas aplicaciones abiertas a la vez pero son principalmente navegadores y editores de imágenes. Hoy en día tienes que buscar para encontrar una máquina que venga con menos de dos núcleos así que me tiene sin cuidado. Mientras pueda tener abiertas mis acostumbradas 20 pestañas en el navegador sin problemas me doy por bien servido.
  • Sistema de audio superpoderoso: ya haste le ponen subwoofer a las laptops de lujo. Yo todo lo oigo con audífonos.
  • Windows 7: pues yo estoy bien con XP, Vista o 7. No he tenido incompatibilidades con ningún programa que utilice ni me han movido el tapete con los cambios de interfaces o paradigmas (aunque malhaya la calavera del centro de redes y recursos compartidos que no sirve para un cacahuate). El aero es “bonito” a secas aunque no estoy seguro de que me de algún valor agregado. El XP va de salida, de hecho ya está viviendo con respirador y marcapasos así que 7 está bien, creo.
  • Compatibilidad con Linux: hace unos años decían que era imposible tener una laptop que le funcionara todo en linux. Ignoro si es cierto todavía porque no lo uso. No confío en Canonical y su cantadísimo Ubuntu.
  • 3G: jamás voy a pagar un plan de datos porque vivo rodeado de WiFi, me sale hasta en las cajas de cereal, la sopa y los rollos de papel de baño.
  • 802.11n/WiMax: estoy a gusto con 802.11g, gracias. No tengo nada en contra de la versión n del WiFi, si a caso el prejuicio de que no creo notar ninguna diferencia. Ya toda máquina lo trae. WiMax no existe realmente ¿o si?
  • Materiales exóticos/peso ultraligero/batería de larga duración: mi laptop rara vez sale de mi casa. Va de la recámara a la sala a la cocina. Me gusta ver películas en la cama. Confieso que a veces tuiteo desde el inodoro. Ultraportables y de alto poder las barbas de mi tía.
  • Teclado numérico integrado: trabajo en tantos documentos de excel y cosas de contabilidad en mis ratos libres que sin duda me salvaría la vida y me ahorraría muchos dolores de cabeza. Por si no lo notaron eso fue sarcasmo.

Así que ahí lo tienen. No soy realmente un usuario de poder ni nada que se le parezca, por eso estaba tan contento con mi máquina del 2005. Paso la mayor parte del tiempo leyendo, escribiendo texto, editando fotos y viendo comics. Veo muchas películas y series. Tuiteo, chateo. Eso puedo hacerlo en cualquier máquina del 2007 para acá. Mientras la batería dure lo que un capítulo de Lost y la máquina se doble y se guarde en una mochila por las noches me doy por bien servido.

Aunque la verdad si tengo una lista de fetiches pendientes. En mi mente mi máquina ideal tiene:

  • Pantalla de 17″: dicen que de ese tamaño ya no es tan portátil pero es algo que siempre he querido probar y para el número de horas que la uso es sin duda algo que preferiría.
  • Pantalla de 1920 x 1200 con iluminación LED: la luz LED ya es el estándar, los 1200 pixeles verticales no creo conseguirlos nunca.
  • 4 puertos USB: muchas veces he llegado a utilizarlos todos a la vez y quedarme corto. Mucho tiene que ver que mi máquina no tenga lector de tarjetas SD integrado. Si uno es combinado con eSATA es mejor.
  • Lector de tarjetas SD: y de preferencia Micro SD. Lo uso diariamente.
  • Dos discos duros internos: hay una que otra máquina que si los ofrece. No tiene mucho sentido pero me encantaría.
  • Teclado iluminado: me conformo con una lucecita en el marco de la pantalla que alumbre el teclado. Yo sé que ustedes escriben sin ver y parados de manos pero a mitad de la noche y en total oscuridad yo llego a desorientarme. Es un lujo que no creo darme.
  • Botón de encendido en un costado: quizá poca gente recuerde aquellos tiempos pero en el pasado el botón de power se usaba en un costado de la máquina, de modo que podías prenderla y apagarla sin abrirla. Mi mayor fetiche y uno que, me temo, nunca podré satisfacer.
  • Carcasa metálica: al menos en la pantalla, por favor. Por favor por favor.
  • Garantía ilimitada por 3 años: y seguro antirrobos también. Todo incluído y a precio razonable.
  • 4 GB de RAM: este punto es por puro frikismo y prácticamente lo doy por hecho.

Así que salí a buscar la máquina de mis sueños para ver más o menos en cuanto iba a salir el chistesito. Me encontré con que no es muy común eso de las pantallas de 17″, de hecho no encontré una sola en ninguna tienda de prestigio. También es rara la máquina que trae más de 3 puertos. No había ninguna con dos discos duros. Del teclado iluminado mejor ni hablemos. Es decir, soy alguien muy raro.

Quedan pocas opciones: comprar en USA (no creo hacerlo por cuestiones de garantía y logística… y mi amor por los teclados en español), comprar en línea (la tienda de DELL México es una bobada: muy pocas máquinas de 17″ se puede configurar con tarjeta gráfica independiente, al menos de momento solo las Alienware y yo soy muy tímido como para usar algo con diseño tan radical como una Alienware) o la que creo es una alternativa igual de válida, comprar una baratija. Algo así como una eMachines o una Dell con descuento que salga en unos $5000 – $6000. La usaría para traer de aquí para allá hasta que estallara o se hiciera polvo, lo que ocurra primero. Lo que no pueda lo hago en la de escritorio. Siendo sinceros rara vez necesito mucho poder. Me traería mucha paz mental saber que puedo derramar café en mi máquina y echarla a perder sin que se pierda nada de valor.

Así que en eso estoy, pensando cual será la mejor alternativa. Dicen que puedes hablar por teléfono a Dell y ordenar una configuración que no esté disponible en la tienda local. Preferiría probar una marca que me sea desconocida pero creo que eso me llevaría a HP y no soy muy fans de sus tendencias de diseño más recientes. En las tiendas vi una Gateway que cumple con varios de mis fetiches, notablemente entre ellos el botón de encendido en el costado. Lo horrible es que la pantalla es de 768 píxeles verticales, como en el 2000. Además Gateway murió cuando lo compró Acer y ya tuve una Acer… y pues no sé.

Ahora vuelvo, voy a ordenar la tarjeta madre para mi vieja y querida laptop. Es más fácil. Aunque sé que tarde o temprano llegará el dia en que haya dado todo lo que tenía que dar y muera definitivamente. Otra vez.

¡Bazinga!

4 pensamientos en “La gran teoría del bang

  1. Las Gateway, han salido realmente buenas. En todos los sentidos. Eso si, hagas lo que hagas, NO compres HP. Son una porqueria, al final te quedas con un hermoso pisapapeles que costo miles de Pesos.
    Por cierto, ¿Crees que sea necesario que compres otra tarjeta madre? Probablemente solo tengas que resoldar los slots de la memoria RAM….
    Ahh y ya por ultimo, mi maquina es una Gateway, superconfigurable y que aun despues de dos años, la bateria le dura dos capitulos de Lost .

  2. Solo para aclarar: la maquina a la que le fallan los slots de RAM es una pentium 4, aun enciende. La tarjeta madre seria para otra laptop, la de procesador dothan, que ya no enciende y que era mi maquina principal.

  3. La verdad, si quieres tantas mamadas en una maquina, comprate una Mac. Es la mejor opción, hay muchos programas compatibles, las hay de 17″, jamás se traban… estan cabronas. Y con los años se han abaratado muy mamón. La que yo tengo hace año y medio me costó 22 mil, ahora cuestan como 11 (y si, me agarró un coraje tremendo al saber el nuevo precio). Ah, y en cuanto a la carcasa de metal en la pantalla… las Mac’s son totalmente de metal… y tienen el teclado iluminado. La mía es de 13″, lo cual la hace extramegapractica, tengo el poder de una pc de escritorio chingona en una maquina del tamaño de un cuaderno profesional. ahaha, y por último, y una de las razones por las que yo preferí Mac: la verdad no nos engañemos… su diseño es el mas precioso entre las Lap-tops. Ciao

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s