Regalos “Diana”

La historia de cómo (por casualidad), cuándo (hace más de trece años)  y por qué (porque no hay que presionar en absoluto contra el papel) empecé a usar plumas fuente da para un post aparte pero medio viene al caso aquí. A grandes rasgos todo comenzó cuando encontré una entre las cosas viejas de un familiar. Me intrigó pero estaba rota. La primera que compré falleció en un accidente al prestarla a un conocido y la segunda también (moraleja: carguen siempre con un boligrafo exclusivo para prestar, no suelte su pluma fuente más que a conocedores). Entonces decidí darme una vuelta por las papelerías tradicionales del centro. Por aquel entonces se anunciaba mucho la línea Parker Frontier pero, aparte de que sus costos estaban fuera del alcance de un estudiante de secundaria como yo, había tenido una mala experiencia con un bolígrafo de la marca así que jamás iba a comprar una Parker. Aquel equeño trauma que persiste hasta estos días, dicho sea de paso. En una de esas papelerías, que afortunadamente al día de hoy sigue vendiendo montones de curiosidades y plumas finas, pude ver de cerca otra pluma que tambíen estaba de moda en joyerías y tiendas de regalo: la Stypen. Es una marca francesa poco conocida, aunque al parecer tiene su historia: los ejemplares viejos existen, aunque son raros, y ya muestran las peculiaridades que caracterizan a la marca. El precio era accesible, la calidad buena y el diseño me gustó así que la compré.

El gusto no me duraría ni para el período de prueba, creo que no la usé ni dos semanas porque entonces fui víctima del gran robo de plumas, evento que de aquí en adelante es posible que mencione en repetidas ocasiones pero que jamás explicaré en detalle. En el ínter me subieron los costos de la tinta, dejé de usar plumas fuente… y Stypen fue adquirido por Bic, el gigante francés de la escritura, cambiando radicalmente la red de distribuidores y descontinuando muchos modelos. Nunca he entendido este tipo de adquisiciones, no es que Bic sea conocido por su línea de finísimos y exclusivos artículos de diseño pero en fin. Y como siempre, me estoy yendo por otro lado. Baste con decir que cuando quise recuperar esa pluma, ya se había convertido en un artículo descontinuado e imposible de conseguir.

Hace unos meses, estando de viaje por otra ciudad, pasé por una tienda de regalos llena de curiosidades y vi que tenían varios ejemplares, pero como aún no despertaba de aquel mal sueño que es escribir con la pluma más barata que te encuentres, el asunto no pasó de un breve suspiro de nostalgia. Cuando hace poco me puse a desempolvar y entintar mis viejas plumas me vino el flashback y una idea anidó en mi cabeza “Recupera la Stypen” así que hice una nota mental de pasar a preguntar cuando volviera a estar en aquella ciudad.

Llegué ayer y hoy pasaba por ahí, así que me asomé en los aparadores de la muy surtida y folklórika Regalos “Diana”. Digo folklórika porque la verdad el surtido de esa tienda es bastante grande: de Paper Mate,  Zebra y Sabonis hasta Parker, Sheaffer y Cross. No ví la que buscaba donde la había visto, no es de sorprender porque las plumas fuente suelen agotarse en las navidades. Pero por otro lado, no me hacía clic: esa marca lleva descontinuada por lo menos ocho años así que ese stock debía tener en exhibición más o menos el mismo tiempo (algo bueno y malo de las plumas fuente es que no se deterioran y conservan su valor por muchos muchos años). Entré a preguntar, pregunté en general por plumas fuente, esperando que el señor me mostrara el surtido y ya fuera que me encontrara algo bonito o diera con la pluma en cuestión o algo. La respuesta del señor fue muy clara: no tenía plumas fuente, se agotaron en navidad pero volvía a surtir en quince días. Debía ser muy mala suerte que algo que llevaba ocho años sin venderse se agotara el fin de año siguiente a una crisis económica mundual, pero  bueno.

Al salir me detuve a ver otros mostradores y ahí estaba. Le comenté al señor y me dijo “ah es que pluma fuente sola no tenemos, únicamente en juegos”. Salí de ahí con el juego de pluma fuente y bolígrafo (este último no lo creo usar jamás) y el precio fue lo que pensaba pagar solo por la pluma fuente.

Jamás entenderé a la gente que no quiere vender.

Regalos Diana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s