La confusión

Deambulando entre los pasillos del blockbuster mientras hablábamos de películas, surge una diferencia de ¿opinión? respecto a la identidad de cierto actor en un filme no tan viejo.

– Era Pacino
– ¡Era Dustin Hoffman!

Y así, la cosa se convierte en una cuestión de honor, sumada a una apuesta. La visita a tan modesto local se convierte en la búsqueda frenética por el DVD de dicha cinta.

Era De Niro.

Un pensamiento en “La confusión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s