Entre mis muchos intereses y proyectos fallidos de la infancia…

…está el de armar una vitrina para exhibir minerales (y de ser posible insectos disecados) que presenten el fenómeno de la fluorescencia. Cuando conocí a un entomólogo, le hice preguntas al respecto y me comentó que, según lo que sabía, la fluorescencia de los insectos es algo que se degrada con el tiempo pues se debe a la prescencia de ciertos químicos en algunas capas de la piel de los mismos, que se va desvaneciendo especialmente cuando han muerto. Y esto es en teoría porque al parecer mi pregunta es rara y no es algo que haya comprobado de primera mano, así que todavía me queda la duda.

Hoy conocí a una persona que se dedica a vender fósiles y piedras semipreciosas (cuarzos,turquesas, amatistas, uds. entienden la idea…). Viendo sus mostradores me fijé que había unos cristales prismáticos de buen tamaño y de un color curioso que nunca había visto en mi vida, le pregunté qué era y me respondió que se trataba de fluorita. Aquí puede que ese nombre no les diga nada o que les suene a algo lejano, como el mineral sintético que a veces utiliza Canon en ciertas aplicaciones ópticas de alta precisión. Pero para mí el nombre sonó inmediatamente una alarma mental: está dentro de una lista cuidadosamente memorizada, breve y muy específica, de aquellos engendros inanimados de la Tierra que presentan el fenómeno de la luminiscencia al exponerlos a luz UV. Andersonita, Willemita, Fluorita… Lógicamente, el primer comentario que le hice fue “ah sí, una de esas piedras que brillan con luz negra” Y me quedé anonadado cuando me respondió que definitivamente no, y se tomó el tiempo extra en explicarme que son poquísimas las piedras que presentan este fenómento en la naturaleza. Ahora bien, muchos de estos minerales tienen nombres raros que la mayoría de las personas jamás habrán escuchado y mucho menos pronunciado en voz alta. Pero la fluorita… ¡es la que dio su nombre a la palabra “fluorescencia”! Creo que, aunque se desconociera totalmente la cuestión, no se puede responder honestamente a ese comentario sin quedarse con la duda que plantea la semejanza entre las dos palabras.

El próximo fin de semana llevaré una de mis linternas UV portátiles y pediré cotización de cada una de esas gemas antes de exponerlas a la luz ultravioleta y seleccionar la que más brille. Después de pagar, le obsequiaré a esta persona una luz negra para que al menos exhiba las piedras con un poco de la dignidad que se merecen.

Un pensamiento en “Entre mis muchos intereses y proyectos fallidos de la infancia…

  1. Pingback: Kurazaybo jom peich

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s