Cada que se cierra una cajuela, se abre un quemacocos…

Me cambié de casa y de trabajo y eso trajo otros muchos tantos cambios. Hay un tramo de carretera, bien pavimentada y entre ejidos, que recorro todos los dias. Curvas ligeras, semi-peraltadas, casi ningún bache. No hay semáforos ni cruceros ni nada en unos dos kilómetros que recorro todos los días. Es ideal para pisar el acelerador y probar las virtudes del auto y las habilidades de uno. De noche da una sensación especial, como de un reto en que tienes asegurada la victoria.

Desde que instalé aquellas otras luces mi curiosidad se despertó. ¿Habrá luces mejores? Más brillantes, mejor enfocadas. De mayor alcance. Como ya he mencionado no soy muy fan de modificar los autos pues los fabricantes disponen de presupuestos millonarios para diseñar cada componente y no me cabe duda que aprovechan cada centavo para cumplir con los reglamentos de la manera más eficiente. Pero por otro lado, si uno lo analiza, los reglamentos son muchas veces arbitrarios. Entonces me di cuenta que mi coche tiene una valiosa particularidad en este sentido: está construído de tal forma que añadir luces auxiliares es lo más fácil del mundo. Ya disponía del cableado para otras luces en la defensa, así que era tan fácil como desconectar, conectar y probar cualquier cosa.

21/06/2012
Así pues me di vueltas por las tiendas, refaccionarias y similares y fue un par de faros en particular el que llamó mi atención, unos de 4 pulgadas y cristal con “rayas” que yo prefiero llamar “estrías”. Eran compactos, negros, con el reflector perfectamente alineado a los focos. Los compré. al mismo tiempo que unos faros rectangulares con un par de luces blanco/amarillo. Esto más que nada por la curiosidad de probar las luces con reflector amarillo. No necesitaba modificar nada realmente, el cableado ya estaba instalado y los soportes de la defensa ya están perforados, permitiendo colocar fácilmente cualquier accesorio.

21/06/2012

Probé con los faros arriba, abajo, en amarillo, en blanco. De las luces amarillas solamente comentaré que tienen un efecto interesante, añadiendo visibilidad y limitando los destellos, siendo así difícil deslumbrar a otros automovilistas. Pero esos faros cuadrados se desmoronaron con las vibraciones. Esto tiene que ver con la construcción de los mismos, en particular el hecho de que van “anclados” por medio de un tornillo en una arista, lo que hace que se sacudan con el movimiento natural del auto, haciendo que el plástico se rompa. Aquí cabe señalar que los faros “oficiales” de los coches normalmente están atornillados en lugares estratégicos sobre algún eje del centro de gravedad de los mismos, minimizando lo más posible cualquier movimiento. Mi recomendación es que se evite cualquier faro que no cumpla con este sencillo requisito.

Lucho contra las fuerzas de la oscuridad

Los pequeños faros redondos con estrías arriba de la defensa me resultaron extraordinarios, en verdad excedieron mis expectativas. Proyectaron una luz concentrada a la distancia, alrededor de unos 80 metros, ideal para velocidadas medianamente elevadas. Además por su color y diseño combinaban bastante bien con la estética del auto. En cuanto a lo negativo, las sencillas y débiles ménsulas que usé para montarlos permitían demasiado “juego” y los faros bailaban, se agitaban y “destelleaban” horriblemente, deslumbrando a propios y extraños. De muy mal gusto.

Decidí que estos faros redondos eran muy convenientes para ese tramo de carretera indómita (creo que cumplen las especificaciones de los faros “off road”, comprensiblemente ilegales para su uso en carretera). Conseguí unas mejores ménsulas, de aluminio anodizado en negro, totalmente rígidas e inflexibles para permitir cero vibraciones. Decidí que por mucho que me gustaran no era recomendable reemplazar con ellos el par de MR-16 que había instalado hace más de un año. Había que hacer una segunda instalación eléctrica.

Fui a la “bodyshop” local que me dió más confianza, un local amplio, semivacío, atendido por dos “jóvenes” y que me daba confianza porque todos los días veía varios clientes ahí. Todo iba bien, el servicio era rápido y amigable. Cablearon, pusieron interruptor, trabajaron adecuadamente las ménsulas. Y entonces un empleado dejó caer uno de los faros…

IMG_0462

No hay repuestos en ningún lado, me tomó meses hacer las pruebas para decidirme a instalarlos permanentemente y ya ni en donde los compré tienen algo igual. Pasó una semana en la que me prometieron conseguirlos pero mis propias visitas a proveedores revelaron que simplemente no los iba a conseguir. Así que decidí probar con otro dipo de faros que están de moda, tambiñen de 4 pulgadas con foco H3 pero con cubierta de cristal totalmente transparente y un pequeño disco de metal que evita que se vea el foco directamente que en lo personal me recuerda a los otrora revolucionarios CDMR-111 de Philips. Lo que caracteriza a este tipo de luces es que el haz resulta virtualmente invisible a menos que uno se encuentre dentro de el, es una fuente de luz muy usada en museos y tiendas. Y pues sí, estos nuevos faros difícilmente deslumbran y resultan excelentes como luces de conspicuidad. Pero no alumbran tan lejos, como me gustaba para ese tramito de carretera.

IMG_0461

Me da gusto haberlos probado y no haber tenido que pagar nada en la body shop. Pero no son las luces que quería. Queda la puerta abierta a otras opciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s