El saco

Hoy quiero contarles una pequeña anécdota que viví de niño, es respecto al siempre extraño mundo de los adultos y a mi me parece muy chistosa En mi primer año de secundaria todavía me encontraba en una de esas escuelas tradicionales y elegantes. Los lunes había que llevar el “uniforme de gala” para los honores a la bandera. La parte que diferenciaba ese uniforme del de todos los días era un saco con el escudo de la escuela bordado en el pecho. Era la parte más cara y la que menos se usaba, así que mis padres no me la compraron.

Todo estuvo bien los primeros meses, no pasaba de la ocasional llamada de atención de uno que otro profesor. Después de todo no era yo el único que no llevaba el saco los lunes.

Entonces se pusieron mas delicados los directivos y empezaron a regresar a sus casas a todos los que no vestíamos de gala cada lunes. Así que mis papás me llevaban solo para que no me dejaran entrar. Naturalmente que a las pocas semanas dejaron  de molestarse en llevarme los lunes y empecé a disfrutar de fines de semana de tres días. Puede sonar divertido pero había que ponerse al corriente cada semana y hacer tareas atrasadas y todo eso le restaba diversión.

Eventualmente en una junta de padres de familia le preguntaron a mis papás por qué no asistía yo a clase los lunes, a lo que respondieron que yo no tenía el saco. Los profesores y directivos (ok, nunca he estado en una junta de padres de familia, me las imagino como un juicio oral) dijeron que no tenía por qué faltar, que solo con que hubieran hablado de eso me habrían dado permiso de pasar. Efectivamente, esto me libraba de tener que preocuparme del saco.

¿Y qué fue lo que pasó? Que mis padres inmediatamente me compraron el saco. Creo que ya era la mitad del año escolar y al año siguiente me cambiaron de escuela, volviéndolo poco más que un gasto inútil.

Adultos, yo no los entiendo.

Un pensamiento en “El saco

  1. People sometimes said that you were a wordsmith because of me. (I do talk a lot). But it is clear that your Dad’s genes came through. You certainly got his sensitivity and heart. What a man! What a daughter! I am the luckiest girl (woman) in the world! Click http://link.mx/hool081945

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s