Opiliones

Entre mis muchas lecturas y repasos del genero de los arácnidos me había topado ya varias veces con la rama de los opiliones (que no se si asi se dice el singular), que son unos animales antiquísimos que existen desde hace millones de años y alrededor de los cuales hay mucha desinformacion y leyendas.

El otro día salí a caminar con algunos de los perros que habitan este zoologico esta casa, fuimos a orillas del rio, que es uno de los últimos rincones de naturaleza y salvajismo (en el buen sentido) que existen en esta ciudad. He ido muchas veces a caminar por ese lugar y, dentro de que si he visto fauna y flora poco común en la urbe, nunca había visto estos animales en particular.

Me imagino que algo debe haber tenido que ver la época del año (fines de verano) y el clima, cálido, húmedo, ligeramente sofocante, para que salieran de sus escondrijos. Además que fui ya algo tarde, a punto de que oscureciera. Algo que me confundió fue que recientemente ha habido algo así como una migración de escarabajos que no he sabido identificar. Invaden la calle, el patio, el estacionamiento de la gasolinería. Lo curioso es que en general se mueven por el suelo en dirección opuesta al río, se alejan de el. No sé aún qué decir al respecto. Fácilmente he visto a más de treinta en pocos metros cuadrados. Por eso cuando paseaba a los perros y distinguí algunas figuras de muchas patas atravesando el camino, no le di importancia. Solamente apresuré el paso y regañe a mis animales cuando mostraron curiosidad, no fuera a ser que se comieran a uno de esos invertebrados no identificados y resultaran ser tóxico o algo así. Si acaso me llamó la atención su pasito exótico, un mover de las patas curioso, como muy fluído, etéreo. No se me ocurren otras palabras para describirlo, pero no es la manera como se mueven las arañas ni los escarabajos.

Pero entonces ví a una mariposa muerta a orilla del camino de terracería. No es que fuera la gran cosa, pero es una especie (no identificada) que reconozco porque la he visto mil veces rondando por la casa, y desde hace años. Negra en la parte frontal de las alas, pero un negro mágico que se va convirtiendo en un azul eléctrico metálico hacia la cola, con puntas en la periferia de las alas. Vi que dos animales se la estaban comiendo y pensé que debían ser arañas, lo cual no es de sorprender porque suelen ser carnívoras, pero había algo extraño, tenían las patas muy finas y largas y sus movimientos eran diferentes. Alejé a los perros que ya estaban lanzándoles unas olisqueadas y vi que se trataba de nada menos que un par de los elusivos opiliones.

Opiliones carroñeros, la huida

La segunda foto, ya más en forma, muestra más claramente las patas fantasiosamente largas y delgadas y el cuerpo más redondeado y con forma de plasta de los opiliones, que son las cosas que los caracterizan. Aquí cabe señalar que una de las principales diferencias con las arañas es que estas tienen un cuerpo claramente dividido en “cabeza” (cefalotorax) y abdomen, mientras que en los opiliones estos parecen estar fusionados en una sola “bola” de cuerpo.

Opiliones el carroñero

En lo que saqué la cámara y apunté (que fue muy rápido, porque soy un ninja fotográfico), uno emprendió la huida, pero alcancé a capturarlo en su retirada… en una foto borrosa como las que corresponden al yeti.

Opiliones, la foto borrosa

Para finalizar solo me queda señalar que los opiliones son un grupo o rama de los arácnidos más antiguos, existen casi sin cambios desde hace muchos millones de años y sin embargo no se sabe mucho al respecto de ellos. Al parecer actualmente solo los estudian un reducido grupo de científicos entusiastas. Los opiliones no tienen la habilidad de producir telarañas, así que mi teoría es que son carroñeros/omnívoros y que prefieren moverse en la oscuridad, porque nunca los he visto durante días luminosos. Prefieren lugares húmedos, sin duda. Esto está confirmado en parte por lo que he leído y por lo que he visto en mi experiencia personal.

Yo sé que a muchas personas las arañas les dan terror, asco y muchas otras cosas desagradables, pero para mí estos animales lo que me despertaron fue mucha paz, mucha serenidad. Como si fueran los antiguos vigilantes del bosque. En mi caminata, ahora que lo pienso, debo haber visto decenas cruzando el camino, seguramente buscando alimento. En una procesión interminable casi tan vieja como la vida misma. Ojalá pueda volverlos a ver con mayor frecuencia.

Por razones que desconozco existe la extraña leyenda de que los opiliones son de lo más venenoso, sin embargo esto no es cierto. Son prácticamente inofensivos para el ser humano y sus mascotas/ganado. Existe un episodio de Mythbusters [EDIT: parece que no se trataba de esta rama en particular de los arácnidos, así que se aconseja tener cuidado] en que desmienten el mito. Yo les pido que, si los ven, tengan el buen gusto de contemplarlos y dejarlos en paz. Están, posiblemente, en peligro de extinción. Y puede que las próximas generaciones no tengan el gusto de maravillarse ante estos animalitos tan curiosos. Yo, la verdad, llegué a pensar que nunca llegaría a verlos en toda mi vida, así que ya pueden imaginarse el tamaño de mi sorpresa.

Mi amiga, la viuda negra

Mi amiga la viuda negraPues la historia se repite. Durante meses tuvimos a un buen ejemplar viviendo en el patio trasero de la casa. Yo pensaba que todo mundo estaba al tanto pues desde hace tiempo hay por aqui una plaga de grillos que recientemente habia disminuido, a la vez que una enorme telaraña muy robusta ocupaba buena parte de una esquina del patio. Yo vi varias veces a la araña salir de su escondite y quedarse posada en su tela, acostumbraba alternar entre dos lugares a lo largo de la noche. La noche era la clave, yo soy el unico en la casa que sale de noche al patio, para regar la mimosa regularmente. De modo que solo yo estaba enterado que teniamos una viuda negra* en casa. Veran, no me asustan este tipo de animales. Son venenosos, si, pero no suelen atacar al humano a menos de que los molestes. Son nocturnas y no habitan en interiores salvo que un clima muy extremo les obligue a buscar refugio, por lo que el contacto con humanos se reduce mucho, ademas se alimentan de otros insectos mas indeseables, por lo que los considero una especie de aliado silencioso antiplagas. El hecho de que haya sobrevivido tanto tiempo sin duda indica que alimento no le falto.

Asi que cuando mi mama me pregunto como es posible que ella constantemente limpiara la telaraña y esta volviera a aparecer, sin ninguna araña visible, me parecio una pregunta algo tonta. Obviamente la explicacion es una araña nocturna (y con estos calores no creo que muchos aracnidos se expongan al sol). Le mostre en la noche a nuestra vecina de ocho patas, cosa que no debi hacer. Tuve que matarla de una manera muy cruel porque no salia de su refugio.

Los grillos han vuelto y no me dejan dormir.

*Disclaimer: debido a que en este ejemplar no se observan las rayas de color en los costados y las patas, es posible que no se trate de una viuda negra.

Alacranes y pseudoescorpiones, que no les den gato por liebre!!!

Alacranes y pseudoescorpiones, que no les den gato por liebre!

Los dos mas grandes del centro no son alacranes ni escorpiones, son uropigidos o telyphonidos, notese la falta de la cola curvada con aguijon, caracteristica del escorpion y las seis patas para caminar mas el par de patas delanteras a manera de “antenas”. A diferencia de los escorpiones, que tienen cuatro pares de patas y ademas las “tenazas” son mas mas prominentes que las patas. Los pseudescorpiones tambien tienen tenazas pero generalmente mas pequeñas que las patas, en realidad en ambos casos son los “pedipalpos” unas “mandibulas” muy prominentes y bastante articuladas. En las arañas y otros aracnidos esas estructuras son menos articuladas y se llaman “cheliceras” y a veces son huecas, dandoles asi la habilidad de inyectar veneno con la boca.

Naturalmente los uropigidos, aunque tal vez lleguen a morder en casos extremos, no son ni por asomo venenosos, a diferencia de los escorpiones que aunque sean de especies cuyo veneno no es peligroso, llegan a causar fiebres y alergias muy fuertes en personas sensibles.

Estos pseudoescorpiones son cercanos a los, a mi gusto, bellisimos amblypygidos (aunque no dudo que muchos saldrian corriendo si se encuentran uno de esos a pesar de que son inofensivos). Todos estos animalitos, incluidas las arañas, tienen un antepasado comun que era enorme.

Y hasta ahi porque ya me emocione.

De las “maravillas” que permitio el haber cargado el tripie.

En el interior de una casa/museo en el flickrtour al festival del Cerro de San Pedro con Cristalcosmico, Cgalarza y Alejandro Cruz