“Exploraciones” urbanas

Este es un tema que recientemente he confirmado que se trata de algo relativamente común. Básicamente consiste en “explorar”, “examinar” o “infiltrarse” en lugares abandonados, ocultos o prohibidos de ciudades y/o instalaciones industriales y cosas similares. Al parecer existe toda una (y me odiaré por decirlo) “subcultura” al respecto y se le ve como una mezcla de arte y deporte.  Y bueno, si pudiera explicar los motivos por los que me parece interesante creo que diría que tiene que ver en parte con la atracción que creo que tenemos todos los seres humanos hacia los lugares desconocidos y el espíritu/curiosidad naturales del explorador que todos llevamos dentro. También con la estética de y el sentimiento que nos despierta lo abandonado y decadente, tema persistente en este tipo de actividades. Otro aspecto tiene que ver con la imaginación y la duda, el preguntarse cómo habrán sido los lugares explorados ensu época de esplendor, qué habrá sido de las personas que alguna vez vivieron o pasaron por ahí. Lo muchas veces incontestable: ¿por qué lo construyeron así? ¿Por qué está todo esto como está hoy? No lo sé exactamente, creo que todo eso ejerce sobre mi una fascinación irresistible y creo que también debe hacerlo, aunque sea un poco, en la mayoría de las personas.

En lo personal  siempre ha estado presente la idea, aunque sea un poco enterrada pero ha andado por ahí. Obviamente no he hecho nada loco, siempre esta la preocupación constante en varios niveles (¿y si esa casona en ruinas se termina de derrumbar y me cae encima? ¿y si me persigue la justicia? ¿y si adentro vive la pandilla sangre?) y lo poco accesible de muchos de los lugares mas interesantes. Yo soy una persona que suele sentirse muy cómoda y a sus anchas en la ciudad y estoy acostumbrando a moverme y andar de aquí para allá solo. Creo que por eso en ocasiones me tomo la molestia de hacer largos paseos para conocer rumbos que me son desconocidos. También tiene algo que ver con lo que menciona Vailongo (¿¿todavia queda alguien que le diga Vailongo a Vailongo??) al principio de este post. No sé, siempre ha habido algo que me atrae a meterme en problemas andar por ahí regándola.

Y bueno, creo que ya se imaginan a lo que voy: por ahí en ocasiones le hago a la “exploración” urbana en versión chafa y bara bara, por eso las comillas en el título de post: me refiero a mis paseítos, no a las excelentes aventuras de las que pondré fotos en un momento. Hay un edificio abandonado a unas cuatro cuadras de mi casa, ha estado así desde hace unos cinco o seis años y hasta hace poco me decidí a conocerlo. Quizá soy muy miedoso, quizá tenía que ver con que la entrada huele a orines o no sé, tal vez con el miedo a que ahí adentro me saliera un drogadicto/pandillero/asesino-serial-mataviejitos/boar-salvaje-citadino. El caso es que es divertido, extraño e interesante. Otra cosa que hago a veces es visitar unos condominios de interés social que hay por mi rumbo. Siguen habitados pero en muchos casos están en condiciones precarias, puede decirse que mi colonia y las aledañas están llenas de lugares así. No sé, esos paseos discretos, en silencio por la inseguridad de qué pasará si algún inquilino viviente inconforme te descubre y te saca a patadas, la extraña sensación de serenidad que transmiten esos lugares.

Tienen algo que no estoy seguro de estar explicando bien. Desde la entrada en esos lugares  te encuentras cosas bien curiosas. Detallitos que te preguntas cómo puede vivir la gente tan cerca unos de otros, en serio yo me pregunto como se aguantan los vecinos y las familias tantos años. Cosas que no tengo idea cómo algún maloso no se ha llevado su ropa, imagino que ni una sola vez por que no lo seguirían haciendo. Es una belleza rara. Pero esos viajecitos tienen sus satisfacciones, quizá corresponden a motivos muy privados para cada quien. Como esa foto que te gusta tanto y que nadie más entederá de una casita en una glorieta sin sentido que te ha intrigado desde hace años.

Y para que no se aburran con las fotos de mis caminatas sin chiste he decidido compartirles unas que hoy me llamaron mucho la atención:

La primera es de una vieja fábrica abandonada en la que hubo un incidente no especificado con radiación.

IMG_2035

Las demás son de un hospital especializado en tuberculosis en algún lugar del mundo. No dejen de ver el set completo en flickr.

Sí, soy fans de lo escrito a mano y ya hasta hice mi grupito en flickr. Cáiganle con sus foto-aportes.

A veces sencillamente me gustan mucho los patos…

No sé exactamente a qué se deba pero de vez en cuando, quizá por suerte o azares del destino, no lo sé, algo sobre lo que no tengo control, sale de mi camara alguna fotografía especial. No sé definirlo, no sé en que radica. Vamos nisiquiera podría decir que son “buenas” fotografías (además de que sería demasiado soberbio, creído y snob de mi parte, ja!) pero tienen algo, un no sé qué que hace que me guste mucho verlas. La primera es mi favorita, sabrá dios el motivo. La segunda es técnicamente una mala foto, llena de deficiencias, pero hey es mi intento de hacer algo “artístico”.

Cuac!

Posando

Only you

1, 2, 3, 4, 5, 6

A tank of joy

Tanque de alegria | A tank  of joy

Siempre dije que si publicas dos fotoposts seguidos corres el riesgo de convertirte en fotoblog, asi que posteo esto traicionando mis principios. Simplemente me gustó mucho el resultado.

De la serie tomada en Armadillo con los flickeros potosinos. Si, seguramente hablaré de eso y subiré más fotos :p

Canon S5 IS, tres exposiciones. Adobe Lightroom + un toque de Imagenomic Nosieware, que se están convirtiendo en mi workflow diario. Procesado en HDR con Dynamic Photo HDR, el Photomatix está negado para alinear tomas “handheld”, hasta el easyHDR es mejor.

Novedades Lulú

En la colonia Sauzalito, Avenida del Sauce. He ido varias veces ahí, a mi papá le gusta comprar cosas de segunda. Bueno, más bien le gusta la ropa “americana” y las chácharas y cree encontrar buen valor en comprar en lugares similares. De esta tienda me sorprende el surtido y el capital que debe tener el dueño. Les dejo unas fotos con cámara celular escondido, corresponden únicamente a una parte del segundo piso.

Ahora que lo pienso, no tengo idea de por qué el nombre incluye “novedades”…

Tienda de segunda mano Los zapatos de cocodrilo azul.

Tienda de segunda mano Los zapatos de mujer colgados de los tacones.

Tienda de segunda mano Los zapatos transparentes que me recuerdan a los de cierto chairo ballenero.

Tienda de segunda mano Y los que casi son de mi numero exacto, casi están muy bien y bara y por poquito me compro.

Tienda de segunda mano Tienda de segunda mano Tienda de segunda mano Tienda de segunda mano Tienda de segunda mano

¿Verdad que tiene un montonal de cosas?

Rothschildia Cincta

¿Lo habré escrito bien?

Me imagino que debe parecerle muy ñoño a la gente promedio cuando alguien es capaz de identificar alguna planta o animal poco común que se encuentra fortuitamente e incluso logra mencionar su nombre científico (no solamente por el hecho de saber cuál es, también por ser capaz de pronunciarlo pues en general parecen trabalenguas). Añádanle a esto el hecho de que suelen pasar cosas curiosas cuando uno acostumbra tomarle fotos a todo lo que le pasa por enfrente y el resultado puede ser inesperado e intrigante para uno mismo.  Se pasa por un momento de ¿cómo llegué aquí? ¿soy realmente taaan ñoño?

Esto me pasó hace poco, iba caminando alegremente por la calle cuando alguien me señaló la puerta de una cochera. El clic que siguió fue inevitable:

Rothschildia Cincta

Y normalmente no pasaría de ahí, pero más tarde, el mismo día, me volví a encontrar con lo mismo en el centro comercial al leer el letrero de una tienda naturista:

Attacus atlas

O eso pensé, más tarde me daría cuenta de que en realidad es otra especie (muy popular entre coleccionistas y de la que por cierto tengo fotos… que acabo de subir hace poco, sin saber de antemano que hoy se dejaría ver una relación entre ambos eventos). Parece ser demasiado fortuito, pero tal vez me estoy adelantando. Sucede que hoy llegué por casualidad, francamente no recuerdo cómo, a una página de insectos, mariposas y polillas… y ahí estaba de nuevo, la misma imagen, los mismos colores y formas en las alas, exactamente la misma mariposa. Un link llevó a otro link y, mágicamente y sin pedirlo, ya la tenía identificada sin lugar a dudas: una tal Rothschildia Cincta, identificada gracias a una secuencia de clicks aleatorios en enlaces de The Most Spectacular Moths of SE Arizona. Irónicamente ncontré muy poca información extra al respecto al estarla buscando ya explicitamente, como este video.

rothshildia cincta

Yo sólo puedo pensar al igual que, pienso, lo haría la gente normal: preguntándome si esta información sirve para algo. Lo que sí me resulta muy notorio es que muy poca gente (de hecho nadie aparte de mi mismo) estaría envuelto en una cadena de eventos tan insignificantes como esos, o más bien, a la gran mayoría de las personas cosas como estas les pasarían totalmente desapercibidas.

– Mira esa mariposa ¡está bieeen grandooota!.
– Oh, si.
Y más tarde…
– ¿No es el mismo animal que vimos hace rato en el zaguán de tu vecina?
– Pues se parece, pero sabrá Dios.
Y de ahí directo al olvido todo el asunto. De la parte de los clics aleatorios en una página titulada “Las más espectaculares polillas de Arizona Sur-Oriental” mejor no hablamos, creo que nadie en el mundo lo haría.

Mi sorpresa radica precisamente en eso, en el asombro y la infinita sorpresa al ver que he cumplido con tan etérea serie de requisitos para llegar a identificar la mariposa que vi por casualidad en la casa de la vecina de alguien hace dos meses, sin buscarlo. ¿Significa algo? Creo que sencillamente es una muestra de que no tengo tan mala memoria visual como creía, parece ser que difícilmente olvido una imagen ¿o acaso tengo un don innato para clasificar insectos?

Porque lo juro, estoy seguro que nadie más en el mundo se fijaría ni le daría importancia. Cosas como estas solo me pasan a mi, jugarretas que le hace a uno la vida para echarle en cara su ñoñez. ¿Qué clase de persona empieza a jugar con la idea de pensar en los insectos como un hobby?.